Haga su pedido online o llamando al Teléfono974 500 700 - Whatsapp +(34) 608 721 511

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

¿Sabías que el jamón ibérico te ayuda a prevenir la osteoporosis?

Las mujeres de más de 50 años sabemos que uno de los problemas que debemos intentar evitar es la pérdida de masa ósea, que puede provocar frecuentes fracturas y debilidad en los huesos. Los estrógenos, las hormonas generadas en los ovarios, tienen funciones en el ciclo menstrual, pero también en el metabolismo del hueso. En este caso, actúan regulando la actividad de la hormona Paratiroidea, encargada de deshacer el hueso. Por tanto, cuando faltan esteroides, los huesos se debilitan. Es lo que sucede en la menopausia y en los años anteriores: en las mujeres desaparecen los estrógenos y los huesos se van debilitando.

La osteoporosis es una enfermedad indolora, que no presenta síntomas visibles por el paciente. Solo nos damos cuenta de que tenemos los huesos débiles si nos hacen pruebas de densidad ósea, o si padecemos una caída que nos provoca una fractura en huesos importantes como la columna vertebral, la cadera o el fémur. Por eso la prevención es tan importante para minimizar el efecto de la falta de estrógenos sobre la salud de nuestros huesos.

El calcio de los lácteos y la vitamina D son imprescindibles en el ciclo de formación de hueso. El calcio forma parte de las células óseas, y la vitamina D es necesaria para fijar a los huesos el calcio que hemos ingerido. Recientes estudios apuntan a que también un buen aporte de hierro tiene una función protectora de los huesos (Osteoporos Int. 2006; 17(8):1165-73), ya que la deficiencia de este mineral provoca un metabolismo defectuoso del hueso.


Nuestro jamón ibérico 50% de cebo de campo tiene una proporción más alta de hierro que los jamones convencionales o el jamón serrano, con lo que tiene ventajas para todos. No solo es importante para las personas en crecimiento, las mujeres embarazas y durante la lactancia, sino que también en personas mayores favorece la prevención de la pérdida de masa ósea que puede llevar a la osteoporosis. Además, el jamón ibérico tiene un aporte de proteínas y vitaminas del complejo B que ayudan al crecimiento y la renovación de musculatura en los niños y adolescentes. Pero incluso en dietas bajas en calorías es una buena fuente de proteínas: 100g de jamón solo tienen 356 kcal, y aportan 27g de proteínas de muy buena disponibilidad, que se absorben mejor que las proteínas de origen vegetal. La grasa de este jamón es muy sana y protege el corazón, ya que los cerdos han crecido lentamente y han comido solamente piensos ecológicos y pastos naturales. Compra nuestro jamón ibérico en cualquiera de sus presentaciones, y ¡seguro que te sentirás más fuerte!