Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Queso Manchego Artesano Curado Tomel cuña 325 g

€9,15

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos una cuña de queso artesano Manchego curado. Estos quesos son elaborados por la Coopertiva de ganaderos manchegos bajo la marca Quesos de Tomelloso. Están hechos a base de...

Te presentamos una cuña de queso artesano Manchego curado. Estos quesos son elaborados por la Coopertiva de ganaderos manchegos bajo la marca Quesos de Tomelloso.

Están hechos a base de leche de oveja manchega cruda y maduran entre 6 y 9 meses. La pasta tiene una consistencia firme y compacta y presenta un color marfil. La corteza no recibe ningún tratamiento, salvo el cepillado. Es un producto totalmente natural, sin conservantes ni colorantes.
De sabor fuerte y sabroso, irá evolucionando en los de mayor maduración hacia un mayor picante.
Las uvas, pasas, ciruelas u orejones así como los frutos secos, realzan los sabores de estos quesos protegidos por la denominación de Origen Queso Manchego.


Temperatura de degustaciión: 22 ºC
Conservación: 4ºC - 8º C
Presentación: Envasado al vacío en cuñas de 600 g

Ingredientes

  • Leche de oveja: 99,689%
  • Cloruro cálcico
  • Cloruro sódico
  • Fermento Láctíco
  • Cuajo de origen animal
  • Lisozima (Derivada del huevo)

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.