Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Aceite de oliva virgen extra Pedro Bernardo

€5,80

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos prácticos envases de 1, 2 y 5 l de AOVE del Valle del Tiétar (Ávila), un aceite de altura y auténtico, envasado bajo la marca Pedro Bernardo por...

Te presentamos prácticos envases de 1, 2 y 5 l de AOVE del Valle del Tiétar (Ávila), un aceite de altura y auténtico, envasado bajo la marca Pedro Bernardo por la Cooperativa San Isidro Labrador.

Al sur de Ávila, en el valle del Tiétar y a los pies de la Sierra de Gredos, se concentra la mayor superficie de olivar de Castilla y león. Aquí, a diferencia de los cultivos intensivos de otras regiones olivareras españolas, la producción procede de miles de parcelas de pequeño tamaño, ubicadas en terrazas, balcones o “gargantillas”. El cultivo de estos olivares de montaña es tradicional y la recolección, especialmente dificultosa por su ubicación, se realiza de forma artesanal en el punto óptimo de maduración del fruto.

La altitud superior a los mil metros, el particular clima de la zona y especialmente, las variedades locales (ornal, carrasqueña, albar, cornatilla, machuna, enhagua y redondilla…) producen un zumo de aceituna con un sabor especial y distintivo, cuyas características organolépticas se apreciarán al consumirlo en crudo, acompañando pastas, verduras o  ensaladas.

La extracción del aceite se realiza en frío y solo mediante procedimientos mecánicos, lo que permite obtener un excelente AOVE que conserva todos los antioxidantes del fruto recién recolectado. Tiene un excelente sabor, muy frutado, en el que destacan los aromas  florales, herbáceos y de frutas exóticas.

Información nutricional por 100 g

  • Valor energético 3700 kj - 900 kcal
  • Grasas 100 g de las cuales saturadas 14 g
  • Hidratos de carbono 0 de los cuales azúcares 0 g
  • Proteínas 0 g
  • Sal 0 g

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.