Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra
nuevo

Carré Eco de chocolate con leche y frutos secos 40 g

€1,95

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos un delicioso carré eco de chocolate con leche con incrustaciones de frutos secos y semillas de 40 g. La combinación de suave chocolate con leche con avellanas, almendras...

Te presentamos un delicioso carré eco de chocolate con leche con incrustaciones de frutos secos y semillas de 40 g.

La combinación de suave chocolate con leche con avellanas, almendras o pasas es  espectacular, ya que sus sabores combinan a la perfección y los frutos secos y las semillas le aportan texturas únicas.

Estas chocolatinas son la opción perfecta para degustar los mejores chocolates en pequeños bocados, para esos momentos especiales, para tus mesas de postre en días de celebración o para acompañar tus cafés.

Consejos de degustación

Debe degustarse entre 20 y 22° C. A temperaturas más altas el aroma dulce destaca sobre el sabor a cacao. A menos de 20º C, el frío impide el desarrollo del aroma de cacao.
Aprecia su aroma al abrir el paquete. Al morder la tableta, deja que el chocolate se funda, paladeándolo lentamente.

El consumo de chocolate es beneficioso para nuestro cuerpo y hay que disfrutarlo moderadamente dentro de una dieta completa y equilibrada. Es rico en antioxidantes, minerales (magnesio, cobre, potasio, fósforo, calcio, hierro y zinc) y aporta Vitaminas A y B. También contiene sustancias que nos hacen sentir bien y mejoran nuestro estado de ánimo (anandamina o feniletilamina).

Chocolates Isabel
Este pequeño obrador de chocolate nació en 2013 en el Maestrazgo de Teruel, tras muchos años de trabajo en algunas de las mejores pastelerías y chocolaterías de Europa.

Para crear sus chocolates artesanos, trabajan con las mejores materias primas de Comercio Justo, Ecológicas y con productos locales, como el aceite de oliva Virgen Extra o la almendra marcona. Han sustituido las grasas habituales en bombonería (mantequillas y margarinas) por Aceite de Oliva Virgen Extra Empeltre, y en vez de azúcar blanco refinado utilizan azúcar moreno, panela, miel o stevia natural.

Además, elaboran sus chocolates  desde el haba a la tableta (bean to bar) controlando así gran parte del proceso.

El cultivo de cacao de Comercio Justo (Sello FLO-Fairtrade) ofrece a los agricultores un salario justo a cambio de un cacao de calidad y nos da la garantía de que no se emplea trabajo infantil y se respeta a las personas y al medio ambiente.

Estos chocolates están certificados ecológicos por el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica.

Ingredientes: 39 % cacao y 25 % de leche

  • Manteca de cacao de Comercio Justo y ecológica,
  • leche en polvo entera ecológica
  • Azúcar de caña de Comercio Justo y ecológica
  • Pasta de cacao de Comercio Justo y ecológica
  • frutos secos ecológicos 15 %
  • semillas ecológicas
  • Vainilla de Comercio Justo y ecológica

Información nutricional por 80 g

  • Valor energético: 447 Kcal
  • Grasas: 29,6 g de las cuales saturadas: 17,68 g
  • Hidratos de Carbono: 45,6 g de los cuales Azúcares: 35
  • Proteínas: 6,08 g
  • Sal: 0 g
Conservar en lugar fresco y seco (entre 14 y 20ºC – 55% H.R.)

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.