Moneda
Carrito de compra

Carrillera de cerdo latón 400 g

€4,80

Disponibilidad:
En stock
La carrillera es el corte que se encuentran junto al hocico. Puede parecer fibrosa y dura, con excesivo nervio o colágeno, pero que tras una cocción prolongada a fuego lento,...

La carrillera es el corte que se encuentran junto al hocico. Puede parecer fibrosa y dura, con excesivo nervio o colágeno, pero que tras una cocción prolongada a fuego lento, se convierte en una carne blanda, suave, casi fundente y muy sabrosa.

Es melosa porque contiene mucha gelatina infiltrada y resulta muy agradable al paladar. Y además, es carne de latón, limpia y saludable.

Lo que diferencia a este cerdo es el estilo y el lugar de su crianza en el pirenaico valle de La Fueva, un arraigo territorial tan marcado que le da nombre. Su genética selecta, su tamaño (que dobla al de un cerdo convencional), su método de cría en libertad (que triplica el tiempo de engorde), su alimentación ‘gourmet’, distinguen y convierten este producto en algo único que tienes que probar.

La composición bioquímica de la carne de latón lo convierte en un alimento saludable y bajo en grasas saturadas. Su carne es más musculada que la del cerdo sedentario, pero no es dura; tiene más infiltración grasa, aunque sin resultar excesiva.

Su textura es firme, jugosa y de una gran terneza. Su sabor es extraordinariamente sabroso y no suelta agua al cocinarse.

Admite muchas preparaciones e ingredientes: añádelo todo lo que te apetezca, agua suficiente y dale tiempo… Eso sí, vigila que no se quede sin caldo. Como sucede con casi todos los guisos, verás que mejora de un día para otro.

Pero también se puede hacer al horno con verduras y vino, a unos 150 grados: bastarán un par de horas e ir dándole vuelta de vez en cuando.

Conservar a 4º C

Cocinar antes de su consumo

Información nutricional por 100 g

  • Valor energético 142 kcal · 594.53 kj
  • Grasa 6 g de las cuales saturadas 2 g
  • Hidratos de carbono 0 g de los cuales azúcar 0 g
  • Proteínas 20 g
  • Sal 0 g