Haga su pedido online o llamando al Teléfono974 500 700 - Whatsapp +(34) 608 721 511

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Jamón cocido italiano alta calidad Ferrarini EFFE 250 g

€5,45

Disponibilidad:
En stock
Ferrarini EFFE es el producto de más alta calidad de esta prestigiosa casa italiana, célebre por sus productos saludables, equilibrados, elaborados con materias primas excelentes, con recetas tradicionales, pero procesados...

Ferrarini EFFE es el producto de más alta calidad de esta prestigiosa casa italiana, célebre por sus productos saludables, equilibrados, elaborados con materias primas excelentes, con recetas tradicionales, pero procesados con la máxima atención a la calidad.
La receta original de este jamón se remonta a 1956 y contiene 21 hierbas aromáticas. Una cocción al vapor muy lenta logra aportarle el sutil, inconfundible y apreciado aroma que caracteriza a este jamón.
A su extraordinario sabor, se suma su elaboración natural, sin aditivos, ni fosfatos. Además, al no contener ni lactosa, ni glúten, ni polifosfatos añadidos, y por tanto estando libre de alérgenos, es adecuado para todas las categorías de consumidores.

Ingredientes: jamón de cerdo, sal, especias y aromas naturales, sacarosa. Potenciador de sabor: glutamato monosódico. Antioxidante: ascorbato de sodio. Conservante: nitrito de sodio.

Conservación: Máximo de +4ºC.

Presentación: Fileteado y envasado al vacío en sobres de 250 g.

Información nutricional por 100 g

  • Valor energético 145 kcal 600 kJ
  • Grasas 7.5 g de las cuales
    • saturadas 2,9 g
    • monoinsaturadas 0 g
    • poliinsaturadas 0 g
  • Hidratos de carbono 0.4 g de los cuales azúcares 0.4 g

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.