Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Queso de leche de oveja cruda semicurado Eco 400 g

€13,95

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos un queso elaborado con leche de oveja merina de Grazalema cruda, semicurado y ecológico de 400 g. Se trata de un queso de pasta dura, de color marfil,...

Te presentamos un queso elaborado con leche de oveja merina de Grazalema cruda, semicurado y ecológico de 400 g.

Se trata de un queso de pasta dura, de color marfil, con más humedad que la del queso añejo, textura suave y untuosa e inconfundible sabor a leche de oveja, a campo, a plena naturaleza. Su corteza natural es comestible.

Se elabora de manera artesanal y bajo una fórmula magistral en la que solo intervienen la leche cruda, la sal y el cuajo natural del estómago del cordero, que contribuye a caracterizar su sabor y textura.
La leche cruda de oveja no ha sido sometida a ningún tratamiento previo. Posee todas las bacterias propias de la leche que le aportan un sabor muy característico, y que hacen necesario someter al queso a un proceso de maduración de como mínimo 60 días antes de que pueda ser consumido. Este proceso de maduración hace evolucionar el queso, matizando su sabor y textura.

Los propietarios de la Quesería Anda la Oveja, Verónica Martín y David Reyero, enamorados de la naturaleza, en 2014 dejaron sus profesiones de psicóloga y perito agrícola en la ciudad de Sevilla para entregarse a este proyecto de producción artesana y ecológica.
Su finca está en el término municipal sevillano de El Real de la Jara, integrada en el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla. Es una dehesa formada por árboles autóctonos como encinas, quejigos y alcornoques y monte bajo de coscoja, zarzas, esparragueras y jara, con plantas aromáticas como romero, orégano y tomillo.

Durante el periodo estival, las ovejas pastan libremente en ambas orillas de la Ribera de Cala, pertenecientes a los Parques Naturales de la Sierra Norte de Sevilla y Aracena-Picos de Aroche.
Durante la fase de cría, recría y ordeño las ovejas reciben una alimentación sana y nutritiva gracias a los forrajes cosechados en verde desde finales de mayo a inicios de junio. Se trata de forrajes ecológicos sembrados en asociación: gramíneas (avena) con leguminosas (veza o guisante). Sus 8 Has con 10 cercas independientes, tienen una rotación bianual, para que las ovejas abonen de manera natural los cultivos de años venideros.

Este queso posee el sello de calidad Raza autóctona 100 % Merina de Grazalema ya que se elabora exclusivamente con leche de la propia ganadería: unas 300 ovejas seleccionadas Merinas de Grazalema, certificadas ecológicas. La Merina de Grazalema es la única ovina autóctona lechera de origen andaluz y está en peligro de extinción, lo que aún hace más interesante el proyecto de esta quesería artesana. Las razas de ganado autóctonas son objeto de una especial protección como parte de nuestro patrimonio genético y porque se crían en régimen extensivo, con las beneficiosas consecuencias para la sostenibilidad del medio rural y natural que ello conlleva.

Conservación y degustación
Te recomendamos conservarlo en la parte de abajo de la nevera porque no soporta temperaturas muy frías.
Sácalo de la nevera y déjalo orear desde su apertura unos 50 minutos antes de consumirlo, ya que un frío excesivo reducirá su sabor.
Es perfecto para cocinar. Permite añadir complejidad a un plato sin encubrir el sabor de otros ingredientes. Se puede maridar con vinos blancos secos o semisecos, con cava o con cerveza rubia o tostada. Se puede tomar como postre con miel.

Desde el punto de vista nutricional
El queso es rico en vitaminas A, D y del grupo B y es uno de los alimentos con mayor concentración de calcio. Una porción de 100 gramos suple el requerimiento diario de un adulto. Por eso es tan importante esté presente en la dieta de los niños. También es una rica fuente de proteínas de alto valor biológico que ayudan a formar, reparar y mantener los tejidos del cuerpo.
Ten precaución si padeces alguna afección cardiovascular, pues en ese caso debes evitar las grasas saturadas que contiene el queso.

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.