Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Queso de oveja Manchego Artesano Semicurado Tomel cuña 325-350 g

€7,95

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos una cuña de queso Tomel semicurado artesano de Ganaderos Manchegos está elaborado con leche cruda de oveja manchega, corteza natural cepillada y un periodo de curación que puede...

Te presentamos una cuña de queso Tomel semicurado artesano de Ganaderos Manchegos está elaborado con leche cruda de oveja manchega, corteza natural cepillada y un periodo de curación que puede ir de los tres a los cinco meses. No tiene aditivos químico, ni tampoco colorantes, ni conservantes.

Por su calidad y su sabor extraordinario, este queso ha sido reconocido en diversos concursos nacionales e internacionales, como el International Awards Cheese, un galardón que refrenda la excelencia de los productos que comercializa este grupo de ganaderos de Tomelloso.

Se trata de un producto de gran versatilidad ya que se puede comer como aperitivo, postre o como parte de recetas más elaboradas de pasta o salsas.
Es ideal para acompañarlo simplemente con pan tostado. También encaja con frutos secos tostados como avellanas o nueces, o con frutos rojos o dulces, como membrillo artesano o confitura de higos. Las uvas, pasas, ciruelas u orejones también realzan los sabores de estos quesos protegidos por la denominación de Origen Queso Manchego. Un buen vino tinto, crianza o reserva acabará de redondear la degustación de este gran queso, con el que también marida estupendamente cualquier blanco intenso fermentado en barrica.

La pasta es firme y compacta, de color pajizo y con pequeños surcos en su superficie. Su textura es escamosa y harinosa, y por su elaboración artesanal, su tacto es algo quebradizo. Su aroma revela una gran personalidad con notas de leche de oveja y matices de dulce y cereales. Al degustarlo se aprecia su textura mantecosa, sabor intenso y persistente.

La Cooperativa de Ganaderos Manchegos de Tomelloso se constituyó hace treinta años con el objetivo de hacer un queso manchego artesano de la máxima calidad y manteniendo el secreto de la elaboración artesanal y la tecnología más avanzada. Desde entonces es uno de los referentes en la elaboración de quesos de España.

La base principal para hacer un queso de alta calidad radica conseguir la mejor leche. La leche que recogen diariamente de sus socios ganaderos cumple con un riguroso Plan de Calidad, un seguimiento exhaustivo por el personal veterinario del plan nutricional y plan de vacunaciones del ganado, así como un exigente control sanitario de sus ganaderías.

Sacarlo del frigorífico media hora antes de su consumo.

Temperatura de degustación: 22 ºC
Conservación: 4ºC - 8º C
Presentación: Envasado al vacío en cuñas de 350 g

Ingredientes

  • Leche de oveja: 99,689%
  • Cloruro cálcico
  • Cloruro sódico
  • Fermento Láctíco
  • Cuajo de origen animal
  • Lisozima (Derivada del huevo)

Valores nutricionales (por 100 gr)

  • Calorías: 420 kcal
  • Proteínas: 32 gr
  • Grasas: 32 gr
  • Hidratos de Carbono: 1 gr
  • Calcio: 1.200 mg
  • Magnesio: 50 mg
  • Sodio: 670 mg
  • Potasio: 100 mg
  • Fósforo: 560 mg

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.