Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Rib-eye de Wagyu 600-650 g

€79,95

Disponibilidad:
Sin stock
Te presentamos un Rib-eye de Wagyu 100% Full Blood  de unos 600-650 g cortado a mano y envasado al vacío. Disfruta de una experiencia gastronómica de lujo con este entrecot...

Agotado

Te presentamos un Rib-eye de Wagyu 100% Full Blood  de unos 600-650 g cortado a mano y envasado al vacío.

Disfruta de una experiencia gastronómica de lujo con este entrecot de Wagyu puro, una de las mejores carnes que se pueden comprar. Este Rib-eye, un selecto corte que se obtienen únicamente del lomo alto, entre la 6ª y la 12ª costilla, ocupa el número uno de la lista de deseos de muchos amantes de la buena mesa,  pues es uno de los más apreciados por su sabor y textura excepcionales.

La carne de Wagyu tiene un alto contenido de grasa distribuida uniformemente. Ello es debido tanto a la genética de la raza como a su cuidada alimentación, a base de cereales, 100% vegetal y muy energética.
Esta grasa está infiltrada en el músculo a un nivel tal que proporciona a la carne un aspecto marmoleado, característico de la carne de Wagyu. Y en ella radica la clave de su gran sabor (no graso), de su jugosidad y de las increíbles sensaciones que produce en la boca. Este es el motivo por el que se considera una de las mejores carnes del mundo.

Con una textura de escándalo hasta el punto de derretirse en la boca (pues se disuelve a una temperatura de 25º) y un profundo sabor, esta carne opulenta por su contenido en grasa, resulta sin embargo elegante, ligera y de fácil digestión.

Para cocinarlo lleva tu Rib-eye a temperatura ambiente aproximadamente 1 hora antes de cocinarla, sazona con sal y pimienta. Calienta una sartén preferentemente de hierro fundido al máximo y, a mitad de la cocción, reduce el fuego. Para un grosor de unos 3 centímetros, serán suficientes 3 minutos por cada lado.

Conservar a ≤ 8º C
Cocinar antes de su consumo

Este corte proviene de la ganadería Mudéjar Wagyu. En este enlace encontrarás toda la información acerca de su manejo.

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.