Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Salchichas Frankfurt de jamón de cerdo Eco 2 Ud 130 g

€3,95

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos 2 salchichas tipo Frankfurt hechas con jamón de cerdo eco, cocidas, braseadas y ahumadas al horno. Van envasadas al vacío en un paquete de 130 g. Tienen su...

Te presentamos 2 salchichas tipo Frankfurt hechas con jamón de cerdo eco, cocidas, braseadas y ahumadas al horno. Van envasadas al vacío en un paquete de 130 g. Tienen su típico y delicioso sabor ahumado y su característica forma curvada.

Si hace mil años que no comes un frankfurt porque los que encuentras en el mercado te resultan sospechosos, este es tu momento. Disfrutarás comiendo nuestras salchichas porque tienen un contenido mínimo de grasa y sal,  y están elaboradas con carne de primera calidad de cerdo ecológico, embutidas en tripa natural de cordero y no llevan colorantes, ni estabilizantes, ni gelificantes, ni proteínas añadidas.

La mayoría de salchichas ultraprocesadas que encontramos en el mercado tienen mala reputación por estar elaboradas con materia prima de ínfima categoría y textura fibrosa como nervios, tendones, cartílagos, piel, sangre o vísceras. A fin de mejorar esta textura se les añade colágeno comestible, una proteína no cárnica y de baja calidad procedente de leche en polvo o de soja. En consecuencia, su aporte nutricional resulta muy pobre: pocas proteínas, mucha grasa y excesiva cantidad de sal. A esto hay que sumar una gran cantidad de aditivos:  conservantes, potenciadores del sabor, colorantes…

Nuestras salchichas son una alternativa saludable y un embutido artesanal de calidad porque:

  • Están hechas con carne de verdad, la del jamón de cerdo eco, que les proporciona un sabor intenso y exquisito
  • Su envoltura es suave tripa natural, frente a la envoltura sintética de las salchichas industriales, cuyo mordisco resulta molesto y difícil de masticar.
  • Nutricionalmente es un producto saludable pues presentan un 16% de proteína de calidad, un 1 % de sal y poco más del 15 % de grasa, aunque recuerda: no son para todos los días

Puedes comerlas en un tradicional hot dog con mostaza y ketchup, hacer con ellas una deliciosa ensalada chicago, aderezar una cazuelita de pasta con queso fundido o adornar tu bocadillo con todo lo que se te ocurra: tomate, cebolla, col, rabanitos, pepinillos o lechuga. Prueba una versión más ligera, envolviéndolas en tortitas de maíz y acompañándolas con ensalada en vez de patatas.

Ingredientes

  • Carne de cerdo eco 92 %
  • Agua
  • Aroma natural
  • Sal
  • Tripa de cordero natural
  • Azúcar de caña eco
  • Conservador (nitrito sódico)
  • Antioxidante (ascorbato sódico)

Valores nutricionales por 100 g

  • Valor energético 215 kcl – 894 Kj
  • Grasa total 16,23 g de las cuales saturadas 6 g
  • Hidratos de carbono 1,17 g de los cuales azúcar les 0, 55 g
  • Proteínas 16,01 g
  • Sal 1,6 g

Sin OMG, sin gluten, sin huevo, sin lactosa

Conservación

  • Producto pasteurizado. Conservar a ≤ 4 ºC
  • Una vez abierto el envase consumir en los 2 días siguientes.

Peso neto: 130 g

Elaboradas artesanalmente por Erre de Vic, empresa certificada por el Consejo catalán de Producción Agraria Ecológica con el número CT000439E

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.