Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Tableta de chocolate blanco 34%

€4,50

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos esta exquisita Tableta de Chocolate blanco 34% cacao de 100 g de la casa Chocolates La Ofrenda. Esta variedad Jade de su colección Nature, es un chocolate blanco muy...

Te presentamos esta exquisita Tableta de Chocolate blanco 34% cacao de 100 g de la casa Chocolates La Ofrenda.

Esta variedad Jade de su colección Nature, es un chocolate blanco muy lácteo, cremoso y poco dulce, con alto contenido en manteca pura de cacao e intenso sabor a leche.

Este tableta tan espectacular está elaborada en el Obrador de La Ofrenda, un productor de chocolates artesanos que elabora sus productos en el tranquilo pueblo de Panillo (Huesca).

Sus coberturas 100 % manteca de cacao son seleccionadas de entre los mejores chocolates del mundo, materias primas de primera calidad y libre de aditivos sospechosos, y los trabajan con procesos manuales para lograr chocolates de alta gama y de sabores sorprendentes.

Prueba también sus variedades de chocolate con leche, rosa y negro.

Ingredientes

  • Azúcar
  • Manteca de cacao
  • LECHE entera en polvo
  • LECHE desnatada en polvo
  • Emulgente: Lecitina de SOJA
  • Puede contener trazas de FRUTOS SECOS

Valor nutricional medio por 100 G

  • Valor energético: 2500 KJ/ 597 KCAL
  • Grasas: 42 G, de las cuales saturadas 25,3 G
  • Hidratos de carbono: 47,1 G, de los cuales azúcares 46,7 G
  • Proteínas: 7,5 G
  • Sal: 0,25 G

Elaborado por Chocolates la Ofrenda, Rubén de la Hera La Bayona.

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.