Moneda
Carrito de compra

Carne certificada

CARNE CERTIFICADA

Con nuestro modelo de producción no solo aprovechamos de forma sostenible los recursos naturales, incluso en  lugares tan complicados como nuestro Pirineo, sino que somos imprescindibles para la conservación de  estos paisajes: prados, setos, valles, montañas… un enorme mosaico de biodiversidad.

Nuestra actividad contribuye a fijar la población rural en este territorio de montaña y los ganaderos somos clave en su tejido socioeconómico.

Nuestro ganado se cría al aire libre, en condiciones que respetan sus ciclos naturales, beben agua pura y no necesitan tratamientos médicos preventivos, ni piensos medicalizados, ni grasas animales para ayudarles a engordar más rápidamente.

Queremos y cuidamos a nuestros animales para que se conviertan en un buen alimento, seguro y de calidad. Los valores nutricionales de esta carne están muy por encima de los de la carne industrial, pues los omega 3, omega 6 y las grasas monoinsaturadas presentan proporciones y calidades mucho más adecuadas a la alimentación humana.

Teniendo en cuenta que las proteínas animales son necesarias en una dieta equilibrada, completa y saludable la opción más inteligente es comer menos carne, pero de mejor calidad. Y la calidad solo la puede garantizar la carne certificada.

Estamos seguros de que estamos en el buen camino, pero cada día seguimos trabajando para hacer las cosas aún mejor, para ser más responsables con la naturaleza, con los animales.

En Carnísima la mayoría de nuestros ganaderos están certificados como ecológicos y aplican voluntariamente técnicas de manejo aún incluso más exigentes que las que contempla la ganadería ecológica.

Carnísima distribuye productos de la ganadería de María Reyes Buil Buil, con número de operador ecológico ES229070000420 y certificado por el Comité de Agricultura Ecológica de Aragón (código de la autoridad de control ES-ECO-006-AR)..

Así mismo, distribuye productos avícolas de CR del Cinca S.L., con número de operador ecológico ES220070000851 y certificado por el Comité de Agricultura Ecológica de Aragón (código de la autoridad de control ES-ECO-006-AR).

El cordero eco procede del ganadero Juan Manuel Almazor, acreditado con número de operador ecológico ES229080000601 y certificado por el Comité de Agricultura Ecológica de Aragón (código de la autoridad de control ES-ECO-006-AR).
Carnísima dispone de un número de registro sanitario HU-CHR000063

El sacrificio de nuestro ganado se realiza en diferentes mataderos, en función del tipo de ganado del que se trata.
El matadero de Aínsa-Sobrarbe, con número de operador ecológico 1829E2019/1_C y certificado por el Comité de Agricultura Ecológica de Aragón (código de la autoridad de control ES-ECO-006-AR).

El ganado mayor es sacrificado en un matadero certificado por el Comité de agricultura ecológica de Cataluña (código de la autoridad de control ES-ECO-019-CT) y el despiece, fileteado, envasado y etiquetado de algunos de nuestros productos lo realiza Can Mabres con número de operador CT003490 E, certificado también por el Comité de agricultura ecológica de Cataluña.

Nuestros cerdos sin antibióticos de la Granja de L'Albeitar no tienen un certificado oficial, porque no existe ninguno que recoja sus buenas prácticas, ya que además de no administrar antibióticos, con su manejo extremadamente riguroso y en colaboración con la investigación académica, han logrado eliminar incluso las vacunas de los lechones.

Los corderos de la granja de Joaquín Borruel y los de Ernesto Ferrer no tienen certificación ecológica. Por eso sus productos están en la categoría "PREMIUM". Sus rebaños pastan en libertad, practican la trashumancia, no se les administran medicamentos de manera preventiva, no consumen piensos con grasas animales, sino 100% vegetales y formulados específicamente por CARNÍSMA. Créenos: es la carne de cordero que nosotros damos a nuestros hijos, porque es un alimento limpio, natural y saludable.

 [ndn-album-688]