Carrito de compra

Un negocio mejor para un mundo mejor

Por Responsabilidad Social Empresarial (RSE) o Responsabilidad Social Corporativa (RSC) entendemos la integración de la gestión económica, ética, social y ambiental en el día a día del negocio, atendiendo las expectativas de los grupos de interés de la empresa (trabajadores, clientes, proveedores...). La RSE abarca todos los ámbitos de gestión de nuestra organización.

La responsabilidad de las empresas ha ido evolucionando con el tiempo, ampliando su radio de acción de sus grupos de interés más cercanos hasta el concepto del desarrollo sostenible, que implica a las personas, las economías y los ecosistemas con un sentido de futuro, ya que se refiere a la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

En este momento las empresas debemos ser actores clave del desarrollo sostenible, por responsabilidad y porque en él podemos hallar nuevas oportunidades de negocio.

 

Carnisima granjas sostenibles

 

El Pacto Mundial de Naciones Unidas y los ODS

En respuesta ante los retos a los que se enfrenta la sociedad a largo plazo (el cambio climático, las desigualdades, la pobreza…) nació el Pacto Mundial de Naciones Unidas, la mayor iniciativa de responsabilidad social y desarrollo sostenible del mundo, ya que estos retos solo se pueden resolver desde una perspectiva global que trate de lograr de manera equilibrada el desarrollo económico, el desarrollo social y la protección del medioambiente, pilares fundamentales del desarrollo sostenible.

Y en el seno de este pacto, las Naciones Unidas aprobaron en 2015 la agenda 2030, un ambicioso plan de acción que marca unos objetivos globales y universales en aras de erradicar la pobreza y el hambre, asegurando el consumo y la producción sostenible: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En este momento las empresas debemos ser actores clave del desarrollo sostenible, por responsabilidad y porque en él podemos hallar nuevas oportunidades de negocio.

 

Carnisima ODS

Beneficios y oportunidades

Carnísima es consciente de que alinearse con este marco de sostenibilidad considerando las necesidades de nuestra organización, es imprescindible para una empresa de futuro, ya que puede reportar a beneficios y oportunidades claves a corto y medio plazo.

  • Posibilita la apertura de nuevos segmentos de mercados, que serán claves en la economía del futuro, como las nuevas tecnologías, la economía circular, o la producción ecológica.
  • Puede mejorar nuestra reputación y aumentar la confianza en la marca, dando satisfacción a los consumidores responsables1 más numerosos de día en día.
  • Puede mejorar nuestra eficiencia, haciendo partícipes a los trabajadores de Carnísima de este propósito e implicándolos con pasión en su consecución, aumentando así su motivación y compromiso para construir un mundo mejor.
  • Nos permite adelantarnos a las nuevas políticas y normativas: En los próximos años aumentarán las normativas en materia de sostenibilidad. Las empresas que integren los ODS en su modelo de negocio encontrarán más fácil su adaptación a estas nuevas normativas. Los mercados tendrán cada vez más en consideración los compromisos ambientales o sociales de las empresas, a lo cual no es ajeno el sector público, ya que las administraciones también consideran estos criterios a la hora de conceder subvenciones o formalizar contratos, como es el caso.
Oportunidades Carnísima

 

Carnísima, comprometida con el desarrollo sostenible

El sector agroalimentario tiene implicaciones directas sobre el bienestar y la salud de los consumidores y sobre el conjunto de los recursos del planeta. Nuestras actividades tienen una relación única con el medio ambiente, del que dependemos para disponer de materias primas seguras y de alta calidad. Su conservación implica asegurar una producción sostenible a largo plazo y es central en nuestro modelo de negocio.

Detrás de cada producto de Carnísima hay una vinculación con el territorio, con las personas y con la naturaleza y una contribución al desarrollo local. Trabajando a nivel local podemos igualmente contribuir a alcanzar retos a nivel global: las metas que plantea el desarrollo sostenible pueden aplicarse a cualquier tipo de organización, independientemente de su tamaño.

Nuestra empresa comparte los principios de los ODS y viene realizando desde su creación varias acciones concretas que claramente coinciden con algunas de las metas marcadas en la Agenda 2030.

Es por ello que en este punto, Carnísima ha adoptado para el ejercicio 2020-2021 el compromiso de profundizar en el conocimiento de los ODS y sus retos y contribuir a su consecución.

A tal fin se han definido un conjunto claro de prioridades, seleccionando los ODS más relevantes y priorizándolos en función de los impactos positivos y negativos para las personas y el medioambiente que nuestra actividad puede causar en todas sus operaciones, a lo largo de toda la cadena de valor y en las comunidades donde operamos.

No nos hemos limitado a identificar los beneficios que nuestra organización puede presentar al aplicar sus conocimientos, competencias y capacidades, sino que hemos identificado también los riesgos que entraña, conscientes de la importancia de no ignorarlos con el propósito de minimizarlos.

 

Impactos carnísima

Pasando a la acción: ODS prioritarios, acciones concretas e indicadores

Desde el sector de la agroalimentación y desde lo local, Carnísima  puede impulsar un cambio positivo hacia la consecución de algunos de los ODS.

A continuación  se detalla nuestra motivación para trabajar en la consecución de aquellos que hemos establecido como prioritarios, poniendo de manifiesto los esfuerzos realizados (acciones concretas) y los indicadores para evaluarlos.

Tras su implementación en el ejercicio 2020-2021 se evaluará el impacto de estas acciones otorgando un valor concreto a estos indicadores.

Comunicar los ODS no será tarea fácil: las prácticas irresponsables como el greenwashing y el abuso del lenguaje verde en la comunicación de las marcas ha cansado a los consumidores al grado de percibirlo como genérico, incompleto e incluso engañoso. Por este motivo nuestra tarea es llenar cada meta con alegría y significado y convertirla en un motivo que inspiran a la gente  a hacer un cambio bueno para el mundo.

Contribución carnisima ODS

 

1

 

La pobreza y las desigualdades son más evidentes en los países en vías de desarrollo que en Europa. Sin embargo, en la comunidad en la que operamos, estas desigualdades también existen, pues el porcentaje de población en riesgo de pobreza y exclusión social es elevado en el medio rural, donde nos ubicamos

Carnísima nació y sigue proyectándose hacia el futuro desde Aínsa, una pequeña localidad del Pirineo Aragonés de poco más de 2000 habitantes, de los cuales una cuarta parte residen en otros núcleos del municipio. Gestionar la logística de un e-commerce  desde un área rural y remota es algo más complicado que hacerlo en una ciudad, pues no está al 100% cubierta por los servicios logísticos y en particular, la logística fría.

Sin embargo, Carnísima permanece en el Alto Aragón en el convencimiento de que aquí aporta valor y puede contribuir a disminuir las desigualdades entre el medio rural y el urbano.

El modelo de gestión de Carnísima está en armonía con la comunidad y con las personas, porque sabemos que solo podemos crear valor de la mano de una sociedad que prospera.

Los ganaderos somos clave en el tejido socio-económico de las zonas de montaña, creamos empleo y contribuimos a conservar un entorno rural vivo y protegido frente a la despoblación. Por eso en Carnísima los incorporamos a nuestra cadena de valor y colaboramos con ellos con el traspaso de tecnología para la gestión de sus explotaciones: monitorización de las granjas para conocer el estado de salud de los animales en tiempo real, análisis de calidad del agua y el PH de sus estómagos, realización de investigaciones sobre nutrición animal y calidad de la carne en colaboración con profesionales veterinarios y académicos, uso de collares GPS para controlar partos, localizar a los animales en los pastos de alta montaña o conocer la actividad física que realizan a diario. El uso de drones para controlar a los rebaños drones y pastoreo en terrenos de difícil acceso para las personas, como barrancos, desfiladeros o zonas escarpadas, donde el riesgo es alto se ha demostrado de gran utilidad. Entre los beneficios de la aplicación se encuentra la amplitud de cobertura del terreno, que puede llegar a ser cuatro veces superior a la de las personas, lo que le hace ser más barato en comparación con los métodos actuales.

La renta per cápita en zonas rurales también es inferior a la de otros territorios y zonas urbanas. A fin de que la población local pueda beneficiarse de una nutrición saludable adquiriendo nuestros alimentos ecológicos y de alta calidad en nuestra tienda de Aínsa les asignamos precios asequibles acordes al nivel de renta medio de la población local.

En Aínsa radica la Sede social de Carnísima S.L.U. y allí tenemos algunas de nuestras explotaciones ganaderas, además de nuestro primer punto de venta y obrador. En un entorno próximo se encuentran las granjas familiares de nuestros proveedores. Toda estas actividad económica sostiene a varias familias. Manteniendo estas variadas actividades (ganadería, Industria alimentaria y comercio) Carnísima  genera riqueza que  reinvierte en el territorio  para hacer crecer su proyecto empresarial.

 

ACCIONES CONCRETAS  INDICADORES
Incorporar a pequeños productores en la cadena de valor Porcentaje de granjas familiares proveedoras de Carnísima ubicadas en núcleos rurales (de menos de 2000 habitantes según el INE)
Traspasar  tecnología a los pequeños productores para la gestión de sus granjas. Porcentaje de granjas monitorizadas tecnológicamente
Reinvertir localmente Porcentaje de beneficio que se reinvierte localmente
Pagar precios justos a los productores Porcentaje de proveedores que cobran un precio superior a la media del mercado por su producto
Asignar precios asequibles a alimentos ecológicos y de alta calidad en nuestra tienda de Aínsa, fomentando una nutrición adecuada y accesible a la población local Porcentaje de reducción de los precios de venta en Aínsa con respecto a otros puntos de venta

 

 

 2

 

Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y una mejor nutrición y promover una agricultura sostenible son los retos marcados en el ODS 2 Hambre cero.

Carnísima trabaja con pequeños ganaderos que al incorporarse a nuestra cadena de valor se preocupan de poner en el mercado solo productos de la máxima calidad; cada día van teniendo más recursos para hacerlo mejor porque sus explotaciones son rentables, pueden competir con explotaciones industriales y pueden vivir con una producción limitada gracias al incremento de precio que obtienen por un producto mejor.

La filosofía de Carnísima contempla reducir el desperdicio alimentario y aprovechar el 100% del animal que ha sido sacrificado para que nos sirva de alimento, al igual que se ha hecho tradicionalmente en las economías rurales. La mayoría de los carniceros compran carne precortada: filetes, solomillos, chuletones... Pero un solomillo representa menos del 5% de una canal y un entrecot, solo el 2%.

Criamos a los animales en libertad, los alimentamos con hierbas y pastos ecológicos, de forma natural y les damos el tiempo que necesitan para crecer y convertirse en un alimento de verdad, saludable y exquisito. Tendríamos un problema si sacrificáramos un animal por solo un par de filetes.

Por eso es tan importante aprovechar cada pieza. Y así lo hacemos.
En el contexto de la ganadería intensiva, donde lo que importa es la rentabilidad por encima de la calidad, donde tenemos de todo y a bajo precio, esta filosofía no tiene sentido. Sin embargo, vivir en una época de abundancia, en la que nos sobra la comida, no nos da derecho a despreciar al animal que ha sacrificado su vida para convertirse en nuestro alimento. No sería sostenible, ético ni respetuoso, ni con el animal, ni con quienes lo han criado y cuidado todo el proceso desde el campo a la mesa.

 

 ACCIONES CONCRETAS INDICADORES
Trabajar con granjas familiares Porcentaje de proveedores que son granjas familiares ubicadas en núcleos rurales (de menos de 2000 habitantes según el INE)
Reducir el desperdicio alimentario Número de artículos de casquería o elaborados con incorporados al catálogo

 

 

3

 

Garantizar vidas sanas y promover el bienestar para todos es el reto del ODS Salud y Bienestar.

En Carnísima hemos implementado medidas que inciden en la salud y el bienestar de los empleados, lo que supone aumentar su motivación y su compromiso con la organización y, por tanto, también su productividad. Facilitar la conciliación, el teletrabajo, la compensación de horas contribuye a mejorarla calidad de vida de los empleados.

Por otra parte, una empresa agroalimentaria como Carnísima es clave para producir alimentos saludables y nutritivos y más en el contexto actual, en el que muchas enfermedades se están relacionando directamente con una alimentación inadecuada (enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes…)  Nuestros compromisos se orientan a mejor el impacto en la salud de los consumidores, ayudándoles a adoptar estilos de vida más sanos.

Para ello eliminamos los conservantes y aditivos (colorantes, saborizantes, potenciadores del sabor, espesantes,…) de todos los productos elaborados que comercializamos a través de Carnísima.com.

Garantizamos mejores niveles de ácidos grasos monoinsaturados gracias a la mejor alimentación del ganado ecológico y de pasto. Y aunque no todos nuestros ganaderos están certificados como ecológicos, seleccionamos granjas por sus buenas prácticas en nutrición y cuidado animal  entre otras, la eliminación del uso preventivo de medicamentos.

A sí mismo, Carnísima ofrece una amplia gama de opciones de alimentos saludables y beneficiosos nutricionalmente, para que todos, independientemente de su poder adquisitivo, puedan comer bien. Quizá la renta de una parte de los consumidores no les permite acceder a la piezas de mayor coste como los chuletones o el solomillo, pero tienen a su alcance otros cortes con los mismos valores nutricionales y beneficios para la salud, a menor precio.

Conscientes de la importancia de concienciar al consumidor sobre la necesidad de llevar una dieta equilibrada y nutritiva, en Carnísima.com, en la descripción de los artículos, incorporamos recomendaciones sobre el consumo de los productos que comercializamos y la frecuencia con la que deben incorporarse a la dieta para que esta sea saludable.

 

No hay alimentos buenos o malos, sino malos hábitos de consumo.  
Come menos carne, come mejor carne.

 

ACCIONES CONCRETAS (EMPLEADOS)  INDICADORES
Favorecer el teletrabajo y la flexibilidad horaria en aras de la conciliación de la vida laboral y personal. Porcentaje  de empleados que teletrabajan y disfrutan de flexibilidad horaria

Mejorar las condiciones de trabajo Número de lesiones, enfermedades laborales,  accidentes de trabajo  producidos en el período 2019-2020
Disminuir los riesgos de accidentes laborales

Porcentaje de Instalaciones de la empresa que cuentan con sistemas de seguridad

 

ACCIONES CONCRETAS (CONSUMIDORES)  INDICADORES

Eliminar los conservantes de nuestros preparados

Número de elaborados que incorporan conservantes y colorantes

Mejorar la alimentación del ganado para obtener carnes con mejor proporción de ácidos omega 3 y omega 6

Número de granjas incorporadas al proyecto de investigación sobre nutrición animal

Incorporar información nutricional de los alimentos y recomendaciones de su consumo, más allá de lo que la normativa requiere

Porcentaje de artículos del e-commerce que incorporan recomendaciones e información nutricional más allá de los requisitos legales

Aumentar la disponibilidad de opciones de bajo coste y saludables accesibles a los consumidores con bajos ingresos

Número de artículos nutricionalmente saludables y de alto valor y calidad por debajo del precio medio de mercado

Seleccionar ganaderos que han eliminado el uso preventivo de antibióticos y medicamentos, productos químicos y OMG Organismos Modificados Genéticamente

Porcentaje de proveedores ecológicos y que no utilizan OMG, químicos y tratamientos médicos preventivos

 

 

4

 

Desde Carnísima hemos adquirido el firme compromiso de contribuir a este objetivo creando una cultura empresarial enfocada al logro de los ODS, ya que unos empleados concienciados y formados son clave para facilitar la transformación hacia la sostenibilidad.

Por otra parte, cada vez se reconoce más el valor de la divulgación de información sobre sostenibilidad por parte de las empresas; la transparencia se está convirtiendo rápidamente en un nuevo paradigma para hacer negocios. Por este motivo nos hemos propuesto que nuestro informe de progreso o memoria de sostenibilidad anual recoja nuestra contribución hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Carnísima colabora con la Fundación Alcoraz y la SD Huesca, en su “Ruta de Valores”, una iniciativa, que de manera periódica, lleva a diferentes localidades altoaragonesas a destacados protagonistas del mundo del deporte, para trasladar mensajes de buenas prácticas y hábitos saludables, en torno al fútbol y a la actividad deportiva en general.

En estos encuentros el público tiene la oportunidad de escuchar a dos deportistas: un atleta destacado por sus valores de superación y un miembro de la Sociedad Deportiva Huesca, que encarna los valores y la filosofía de acción de esta entidad azulgrana.

La responsabilidad social no es lo único que este club y nuestra empresa tienen en común: el trabajo en equipo, la amistad, el juego limpio y la honestidad, el esfuerzo, la satisfacción del trabajo bien hecho y la humildad, son valores tan válidos para el terreno de juego como para la empresa y en Carnísima, en nuestras granjas, en nuestras tiendas y en nuestras oficinas, los tenemos presentes en el día a día, igual que estos deportistas que nos inspiran con su ejemplo.

Además Carnísima colabora con ESIC Zaragoza y sus estudiantes para reforzar los conocimientos teóricos de márquetin digital, estrategia y desarrollo empresarial, impartidos en la Escuela de Negocios con nuestra práctica.

 

ACCIONES CONCRETAS   INDICADORES

Formar a los empleados en los ODS

Porcentaje de horas al año por empleado invertidas en formación de ODS

Formar en valores y hábitos saludables en torno a la alimentación y el deporte

Inversión en el patrocinio de la Ruta de Valores de la Fundación Alcoraz de la Sociedad Deportiva Huesca

Colaborar con ESIC Zaragoza

Número de alumnos que han desarrollado la práctica en torno a Carnísima

 

 

9


La innovación en general y las nuevas tecnologías en particular, son clave para convertir una empresa en una organización dinámica y competitiva, capaz de generar riqueza y empleo de calidad. Y este hecho es aún más evidente para las empresas que, como Carnísima, radican en el medio rural. La tecnología nos ha permitido aprovechar al máximo nuestro potencial actual para dar a conocer y suministrar nuestros productos en toda la Península (España y Portugal).

La crisis del COVID-19 ha proyectado nuestro negocio pues gracias a la tecnología, hemos  sido capaces de suministrar alimentos a un elevado número de personas confinadas en sus domicilios durante el periodo del Estado de Alarma. Sin embargo, las limitaciones en materia tecnológica afectan a nuestra productividad y eficacia, pues muchos de nuestros procesos son manuales. Así pues, la capacidad de crecimiento de nuestra empresa está condicionada a la digitalización de una buena parte de estos procesos.

La investigación y el desarrollo de nuevas herramientas tecnológicas representan una oportunidad que nos permitirá crecer y contribuir a la recuperación económica, crear empleo y riqueza.

 

 ACCIONES CONCRETAS INDICADORES

Desarrollo de un ERP

Inversión en Desarrollo de un ERP

Digitalización de procesos y optimización de recursos

Horas de trabajo/año liberadas para otras tareas productivas

 

 

12

 

Según destaca la ONU, si la población mundial llegase a alcanzar los 9600 millones en 2050, se necesitaría el equivalente de casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales precisos para mantener el estilo de vida actual. Por este motivo es tan importante gestionar los recursos de forma responsable, de modo que no se desperdicien alimentos y no se genere contaminación y deshechos que perjudiquen el medio ambiente.

Todos los procesos industriales implican un coste ambiental pero en el caso de los alimentos, los impactos ambientales más graves se producen precisamente en la fase en la que estos se producen, en la agricultura y el procesamiento. Una agricultura y ganadería sostenibles son pues claves para dar respuesta a este desafío.

En particular, gestionamos nuestras ganaderías ecológicas mediante un manejo holístico que nos permite restaurar las praderas y pastos y garantizar la fertilidad del suelo, alimentando en ellas a nuestro ganado, es decir, integrando la gestión de animales, cultivos y pastos.

Sin embargo, más allá de evaluar únicamente la fase inicial de producción, es necesario analizar toda la cadena de valor de los productos que desarrollamos para identificar todos los “puntos críticos” en los que las intervenciones que pongamos en marcha tendrían mayor potencial para generar impactos positivos ambientales y sociales.

En este punto cobra sentido el concepto de Economía circular. En contraposición al actual sistema lineal de usar y tirar, la economía circular se basa en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los materiales, los productos, los residuos, los materiales y la energía, alargando su vida útil, de tal modo que el valor de estos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible.
Ante el Interés de este concepto y conscientes de que la economía circular construye resiliencia a largo plazo, genera oportunidades económicas y proporciona beneficios ambientales y sociales, Carnísima ha participado activamente en el proyecto EMBRACE (European Med-clusters Boosting Remunerative Agro-Wine Circular Economy), cuyo objetivo ha sido promocionar la agro-industria y los productos alimentarios mediante el reconocimiento de oportunidades no explotadas durante todo el ciclo de vida de productos (producción, transformación, distribución). La participación en el programa nos ha permitido adquirir una solida formación en materiales biobasados, reciclados y reciclables para envases alimentarios.

Uno de los principios más importantes sobre los que se fundamenta la economía circular es la eco-concepción o ecodiseño, que considera los impactos medioambientales como un criterio más a la hora de tomar decisiones en el proceso de diseño de los productos desde el momento mismo de su concepción, de tal modo que sean diseñados para ser reutilizados y reciclado. En este sentido, desde el minuto 1 de la comercialización de los productos procesados envasados de Carnísima, hemos trabajado en este concepto, estudiando las opciones que ofrece el mercado para minimizar el uso del plástico, reducir el embalaje y el peso de los envases y privilegiar los materiales reciclados, reciclables y biobasados. 

El packaging y el mensaje que este transmite al consumidor deben ser coherentes con el espíritu de la empresa y del producto. Esto nos impulsa a reducirlo al mínimo. Sin embargo, el packaging ha de servir a la vez para destacar el producto, transmitir un alto estándar de calidad e impulsar la compra. Por otra parte, los materiales de envasado de un producto cárnico deben garantizar la seguridad alimentaria y la conservación el producto y a fecha de hoy no resulta fácil encontrar en el mercado materiales monocapa de fácil reciclaje o materiales biobasados biocompostables con funcionalidad barrera. Una última consideración a este respecto es que en la actualidad, la elección de nuestros envases viene condicionada por la maquinaria de la empresa que nos proporciona el servicio de procesado.  Seguimos investigando para encontrar el equilibrio entre márquetin, funcionalidad y ecodiseño de nuestros envases a fin de mejorar su impacto ambiental en un futuro inmediato.

Nuestros embalajes secundarios para envíos son de 2 tipos: cajas de cartón 100% reciclado y reciclable y cajas de porexpán (poliestireno expandido), un material ligero y reciclable, cuyos fabricantes asociados en ANAPE garantizan el reciclaje de estos embalajes en sus centros ECO-EPS.

El papel usado en nuestras carnicerías es reciclado y reciclable y el film barrera es biocompostable mediante compostaje industrial. Incluye un icono con las instrucciones de reciclaje para informar a nuestros consumidores.

La economía circular también tiene en cuenta la ecología industrial y territorial, un modo de organización en un mismo territorio caracterizado por un aprovechamiento óptimo de los intercambios de materiales, energía y servicios. Pastos, granjas de corderos cerdos y terneros, mataderos, obrador y punto de venta y distribución se encuentran en un radio de 100 km, lo que nos permite optimizar los flujos de materiales y servicios.

También existe una economía de la “funcionalidad”, que privilegia el uso frente a la posesión, la venta de un servicio frente a un bien. Las alianzas con otras empresas que desarrollan una parte del proceso son esenciales en este modelo, especialmente, en fases iniciales de desarrollo del negocio. Durante su primer año de experiencia en comercialización de productos procesados envasados, Carnísima intercambia con otra empresa del sector productos por servicios, en este caso, canales de ternera ecológica por tansformación, procesado y envasado del producto.

Dar una segunda vida a los residuos y aprovecharlos del modo más adecuado es la fase con la que se cierra el circuito de la economía circular. Carnísima estudia utilizar los deshechos no aptos para consumo humano (SANDACH) en la alimentación de aves necrófagas, dado que en el Pirineo contamos con varios comederos para Buitres leonados (Gyps fulvus) y quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) gestionados por el Fondo de Amigos del Buitre y la Fundación para la conservación del Quebrantahuesos que pueden facilitar esta labor.

Uno de los desafíos más urgentes a los que se enfrenta la industria agroalimentaria es la necesidad de reducir el desperdicio de alimentos. Cada año, se estima que un tercio de toda la comida producida  acaba pudriéndose en los cubos de basura de los consumidores y minoristas, o estropeándose debido a un transporte y unas prácticas de recolección deficientes. Frente a las dificultades para acceder a una alimentación adecuada de un sector de la población cada vez más amplio, este desperdicio resulta amoral.

En Carnísima aprovechamos el 100% del animal gracias a un eficaz sistema de gestión de stock, que nos permite vender productos de alta calidad a un precio competitivo. Adquirimos un nuevo lote  únicamente cuando el anterior está agotado. Comunicamos esta filosofía a nuestros clientes, a fin de que comprendan  el motivo por el cual algunos artículos pueden estar agotados y les animamos a planificar sus compras de acuerdo a la reposición semanal del producto.

En caso de contar con un excedente, se elaboran productos procesados de alta calidad y libres de conservantes y otros aditivos (espesantes, colorantes...)

En cualquier caso, trabajamos con carne fresca, un producto cuya vida útil es muy corta. Por ello, pese a tomar estas  medidas de eficiencia y prevención del desperdicio, hay un porcentaje del producto que no llega a comercializarse debido a la cercanía de la fecha de consumo. Una buena parte de este producto es apto para el consumo y por este motivo es donado a familias en riesgo de exclusión y pobreza a través de la iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Aínsa al inicio de la crisis del COVID-19 (marzo 2020) en la que continuamos colaborando.

La reutilización y el reciclaje de recursos y productos es una tendencia bien afianzada en nuestra sociedad y felizmente en alza.

Como pequeña empresa impulsamos el reciclaje y contribuimos a la gestión eficaz de los residuos a través de Ecoenves. Todos nuestros envases están identificados con el punto Verde, garantía del cumplimiento de la Ley de envases.

Los consumidores responsables cada día son más numerosos y están más informados. Escogen productos respetuosos con la naturaleza y los animales. Las prácticas de ecoetiquetado son clave para identificar productos como las carnes ecológicas de Carnísima. El sello de Agricultura Ecológica Europea tiene un coste importante para la empresa, pero en cualquier caso la empresa asume su responsabilidad con el consumidor, certificando que durante todo su ciclo nuestros productos ecológicos tienen unas impactos medioambientales positivos frente a los productos que no pueden obtener este distintivo.

 

 ACCIONES CONCRETAS INDICADORES

Integrar granjas, pastos y cultivos en un manejo ecológico y holístico

Porcentage de productores ecológicos

Adoptar criterios de economía circular

Horas de formación y trabajo desarrollado en el seno del programa EMBRACE (Interreg Med) para promover un nuevo modelo de negocio en torno a los principios de la ecoinovación.

 

Dar una segunda vida a los residuos


Kilos de SANDACH incorporados a la cadena trófica de aves carroñeras

Promover gestión sostenible de residuos

Porcentaje de envases marcados con Punto verde de Ecoembes (garantía del cumplimiento de la Ley de envases)

Reducir el impacto ambiental de los envases, utilizando materiales reciclables, reciclados, biodegradables y biocompostables, compatibles con la funcionalidad (barrera) y la seguridad alimentaria.

Porcentaje de materiales de packaging reciclados y/o biobasados (cajas, bandejas, bolsas de papel, bolsas de vacío, papel de carnicería)

Reducir el desperdicio de alimentos

Kilos excedentes aptos para consumo donados a familias vulnerables durante el período marzo-diciembre 2020

Informar al consumidor sobre las repercusiones de su compra mediante el ecoetiquetado

Número de alcances de la certificación ecológica de Carnísima S:L.U.

 

 

 13

 

Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus impactos integrando la variable medioambiental en la gestión de la empresa es uno de los retos más significativos al que nos enfrentamos.

Con la entrada en vigor del Pacto de París en 2015 cuyo objeto es mantener el aumento de la temperatura mundial por debajo de 2º C con respecto a niveles preindustriales. Como causantes de este aumento, junto al uso de combustibles fósiles, es la ganadería y la producción de carne las que están en el punto de mira.

En los procesos digestivos de los rumiantes se genera metano, un gas con un efecto invernadero 23 veces mayor que el del CO2. La mitad de las emisiones antropogénicas de metano en España es producida por los animales de granja, siendo los rumiantes los principales contribuidores.

La dieta, y la proteína contenida en ella, contribuyen a las emisiones de metano a la atmósfera. Por ello Carnísima investiga en nutrición animal a fin de modificar la dieta sin afectar al bienestar y la productividad de los animales y reducir sus emisiones.

Estas investigaciones demuestran que el uso de los aminoácidos en la alimentación puede reducir de manera sustancial la excreción de nitrógeno y ahorrar recursos de proteína natural, contribuyendo así no solo a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero sino también a la preservación de calidad del suelo y del agua. 

La gestión sostenible de los pastos es esencial para mitigar el cambio climático. Una programación adecuada de su uso definiendo la carga ganadera óptima en cada momento, los periodos de pastoreo y descanso, son fundamentales para adoptar una estrategia a largo plazo.

Frente a la ganadería industrial concentrada e intensiva, una ganadería ecológica, extensiva y de pastoreo, con densidades adecuadas, es la mejor alternativa y ofrece al consumidor la oportunidad de elegir a partir de procesos más respetuosos con la naturaleza y con un impacto positivo en la mitigación del cambio climático.

Una alimentación sostenible, de base agroecológica donde se valore y priorice el consumo de productos locales, que favorezcan la economía del medio rural y que generen servicios ecosistémicos relevantes puede contribuir directamente a mitigar el cambio climático.

 

 MODELOS GANADERÍA EXTENSIVA ECO GANADERÍA INTENSIVA
Alimentación

Recursos locales de base territorial (pastos, bosques, barbechos, rastrojos…)

Alimentos preparados adquirido en el mercado (piensos, cereales…)

Obtención del aimento

Pastoreo

Proporcionada por las personas al cargo de la instalación

Movilidad

Los animales se mueven libremente

Movilidad restringida

Insumos exteros

Bajo nivel

Nivel elevado (energía, aditivos, medicamentos, maquinaria)
Flujos energéticos y materiales

Flujos integrados en los ecosistemas locales

Flujos independientes de los ecosistemas locales

Alojamiento

Vida en el exterior y alojamiento en condiciones climáticas extremas

Estabulación en instalaciones con condiciones controladas (aireación, calefacción, …)

Servicios ecosistémicos

Mantenimiento de hábitats, secuestro de carbono, conservación de la biodiversidad, transferencia de fertilidad al suelo, prevención de incendios

No proporcionan servicios ecosistémicos relevantes

Impacto ambiental

Emisión de gases de efecto invernadero (CH4 y N2O)

Emisión de gases de efecto invernadero (CO2 por deforestación,CH4 y N2O) contaminación por fertilizantes, pesticidas y purines, pérdida de biodiversidad

 

 

 ACCIONES CONCRETAS INDICADORES

Mejorar la dieta de los rumiantes disminuyendo las emisiones de metano en la digestión

nversión en Investigación para la mejora de la alimentación de los rumiantes

Promover la agricultura extensiva y de pastoreo frente a la ganadería industrial

Numero de granjas que practican una ganadería extensiva o semiextensiva (con periodos de estabulación determinados por el rigor del clima)

 

 

 15

 

Proteger, restaurar y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar de forma sostenible los bosques, combatir la desertificación, detener e invertir la degradación de la tierra y detener la pérdida de biodiversidad son las metas que deben alcanzarse con este objetivo.

La actividad ganadera extensiva es fundamental para dar respuesta a estos desafíos, especialmente en tierras de alta montaña, ya que estos territorios solo pueden ser aprovechados por rumiantes en pastoreo y no sirven para producir alimentos para la población humana. Si estas superficies se roturasen para su cultivo, se degradarían de forma inmediata, con costes ambientales muy superiores. Este argumento no es válido para la ganadería industrial que consume forrajes y sobre todo cereales, producidos en tierras cultivables que compiten con la producción de alimentos para las personas.

Por otra parte, una parte de la biomasa que consumen los rumiantes en pastoreo, no puede ser digerida por el animal y retorna al suelo en forma de heces y nutrientes disponibles para las plantas. Los rumiantes contribuyen así a la fertilidad del suelo. Un pastoreo equilibrado secuestra más carbono que el sobrepasoreo o la ausencia de él.

El ganado, además de los pastos puede aprovechar espacios comunales y  terrenos y optimizar su alimentación aprovechando rastrojeras, sotobosque, frutos silvestres como las bellotas y formaciones arbustivas.

La práctica de la trashumancia, aprovechando los recursos de manera óptima en función de la época del año y el clima gracias al movimiento estacional de los rebaños, aumenta la resiliencia de la ganadería.

Una buena parte de los ganaderos con los que trabajamos la practica. La itinerancia de los rebaños supone un importante ahorro en piensos y pesticidas; permite aprovechar subproductos agrarios y restos de cosechas, y evita el uso de herbicidas o la quema de rastrojos. Además, al consumir materia seca muy combustible, el ganado se convierte en una eficaz herramienta en la prevención de incendios forestales.

Tampoco es nada desdeñable la producción de abono útil y natural que se distribuye de manera eficiente por el territorio, lo que supone un ahorro considerable en fertilizantes.

La trashumancia sigue contribuyendo a la conservaciónón de ecosistemas valiosos como los pastos de montaña, cuya diversidad está entre las más altas que se conocen (más de 40 platas por m2).

Las vías pecuarias además, constituyen auténticos corredores naturales que favorecen la comunicación entre los espacios protegidos, y con ella, la migración y el intercambio genético entre poblaciones de especies amenazadas.

El ganado disfruta de dos primaveras y dos otoños, se desplaza por su propio pie, se alimenta durante todo el año con pasto natural, vive de acuerdo a sus ciclos naturales, y por tanto, mejor, y todo esto repercute en la calidad de su carne, de excelente sabor, terneza y jugosidad.

La implantación de sistemas agrosilvopastoriles y la integración de la producción agrícola y ganadera es fundamental de cara a implantar sistemas de economía circular con vistas a mejorar la conservación de estos ecosistemas.

Las razas autóctonas también son un elemento esencial pues están adaptadas a los ambientes locales y presentan una mayor rusticidad que las razas “de moda”. Los propios ganaderos continúan mejorándolas y adaptándolas a una realidad cambiante.

 

 ACCIONES CONCRETAS INDICADORES

Contribuir a la conservación de ecosistemas vulnerables como los pastos

Porcentaje de ganaderos que practica enl pastoreo

Fomentar la práctica de la trashumancia

Porcentaje de ganaderos que practican la trashumancia

Poner freno a la pérdida de biodiversidad

Porcentaje de granjas que trabajan con razas autóctonas (vaca parda de montaña, xisqueta, rasa aragonesa, masito…)

Conclusiones

La trascendencia de la actividad de nuestra empresa va más allá de la economía: tiene implicaciones sobre el bienestar y la salud de los consumidores, las condiciones laborales de nuestros profesionales y el uso de los recursos naturales del planeta. Tenemos, como hemos analizado, un gran potencial de transformación desde la triple perspectiva de la sostenibilidad: económica, social y medioambiental.

La presente memoria constituye un firme compromiso de nuestra empresa de avanzar en la sostenibilidad y en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Algunas de estas acciones ya se están implementando.
Otras se empezarán a aplicar a lo largo de los próximos meses, lo que nos permitirá evaluar los resultado obtenidos, medir el progreso y ajustar la intensidad con la que debemos aplicarnos en su consecución.

 

Aínsa, octubre de 2020