Haga su pedido online o llamando al Teléfono974 500 700 - Whatsapp +(34) 608 721 511

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Combate la astenia primaveral con los quesos de Carnísima

La astenia es una enfermedad que se caracteriza por la fatiga o debilidad general, que en algunas personas impide llevar a cabo las tareas del día a día. La astenia primaveral es un estado pasajero que suele aparecer en los últimos días de invierno y al principio de primavera, causado por los cambios en los ciclos solares y los horarios. Suele deberse a una adaptación a los cambios en la luz solar, que provoca un estado de ánimo más apático, con falta de fuerzas, problemas de concentración y dificultades para dormir.

Los ciclos de vigilia/sueño están regulados por la hormona melatonina, que se libera durante la noche y disminuye sus niveles con la salida del sol. Y la serotonina está muy relacionada con la regulación del estado anímico, el placer y el estrés. Ambas hormonas necesitan triptófano para que se liberen al torrente sanguíneo y cumplan su función. Así, la falta de triptófano puede provocar aumento del estrés, la ansiedad y el insomnio.

La astenia primaveral se puede combatir siguiendo unas sencillas pautas:

  • Haz más ejercicio. Aunque parezca contradictorio, si te sientes apático y te mueves, te sentirás mejor.
  • Cumple un horario para dormir lo más regular posible. Facilitarás que no se altere tu ciclo de sueño.
  • Evita la ingesta de cafeína y otros estimulantes. Aunque tu cuerpo te pida café para mantenerse despierto, si duermes lo suficiente y haces ejercicio no necesitarás estímulos externos. Además, así no engañas a las hormonas.
  • Agua: el gran aliado. Sirve para todo y es indispensable para que el cuerpo funcione correctamente.
  • Cinco comidas a intervalos regulares. Si mantienes un horario de comidas, ayudarás al buen funcionamiento tanto del sistema digestivo como de todo lo demás.
  • Vigila tu alimentación. En primavera, la alimentación equilibrada y variada es crucial para adaptar al cuerpo a salir de la “hibernación”. Aumenta la ingesta de frutas y verduras, y si complementas con alimentos ricos en triptófano, todo va a ir como la seda.

Los lácteos son una fuente de triptófano, y cuanto menos manipulada esté la leche más cantidad de este elemento te puede aportar. En Carnísima tenemos varios quesos de elaboración artesanal, ecológicos y muy sabrosos, que te aportarán todo el triptófano que necesitas para combatir la astenia primaveral. Además, por su contenido en vitaminas del grupo B, y vitamina A, D y E, ayudan a regular el metabolismo y aumentan las defensas. Gracias al aporte en calcio, es bueno para los huesos y los dientes. Y recuerda que nuestros quesos no contienen ningún aditivo: son pura leche de oveja, sal y cuajo. ¡Pruébalos, y lo notarás!