Haga su pedido online o llamando al Teléfono974 500 700 - Whatsapp +(34) 608 721 511

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Sardinas en Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico 195 g

€4,70

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos 3/4 sardinas en aceite de oliva virgen extra ecológico, envasadas en vidrio. De elaboración artesanal, los maestros conserveros de Ayamonte clasifican una a una manualmente estas sardinas españolas...

Te presentamos 3/4 sardinas en aceite de oliva virgen extra ecológico, envasadas en vidrio.

De elaboración artesanal, los maestros conserveros de Ayamonte clasifican una a una manualmente estas sardinas españolas para después someterlas a una cocción liviana que les permite conservar su delicada textura. Finalmente se envasan en aceite de oliva virgen extra ecológico.

De color claro oscuro, piel brillante, consistencia firme, olor intenso y sabor único, estas sardinas son una sabrosa fuente natural de omega III para acompañar tus aperitivos. Te sugerimos una sencilla tapa con su trocito de pan y una rodajita de tomate, o una tostada con escalibada (pimiento rojo y berenjena asados).

Ayamonte es un pueblo pesquero en la frontera entre España y Portugal (Algarve), una ubicación privilegiada para la producción de conservas de pescado, que se beneficia de las aguas ricas de la plataforma continental del Golfo de Cádiz y la zona situada entre la costa norte de Marruecos, costa sur de Portugal y las Islas Azores.

Ingredientes

  • sardinas
  • aceite de oliva virgen extra ecológico
  • sal


Peso Neto 135 g
Peso Escurrido: 195 g

Información nutricional

  • Valor energético: 772,80 KJ / 180 Kcal
  • Grasas: 10 g mde las cuales Ac.grasos saturados: 2 g
  • OMEGA III: 0,1 g
  • Hidratos de Carbono: <0,1 gde los cuales Azúcares: <0,1 g
  • Proteinas: 23,5 g
  • Sal: 0,43 g

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.