Moneda
Carrito de compra

Ganadería Joaquín Borruel

Ganadería Joaquín Borruel

Una granja familiar en el Valle de La Fueva

Joaquín Borruel es el propietario de una explotación ganadera en Rañín, en el Valle de La Fueva.

En la variedad está el “gusto”
Allí cría sus ovejas mestizas, fruto de una combinación de razas. Lacaune es una variedad originaria del otro lado de los Pirineos, al igual que la Romane o INRA 401, ambas muy valoradas por su capacidad reproductora y por el excelente sabor y terneza de su carne. Las Xisquetas son una raza autóctona que suma a las anteriores características, la rusticidad y la capacidad de adaptación a todo tipo de entornos y bajas temperaturas.

La selección llevada a cabo en el rebaño durante décadas, permite actualmente obtener de sus corderos una carne de excelente calidad y con un buen espesor de los cortes nobles.

Mimando todo el proceso
Lo corderos se alimentan de leche materna hasta el destete y hasta los 3 meses, de los pastos y cereales naturales producidos en la misma explotación, y piensos formulados específicamente 100% vegetales.

Todo el rebaño sale a pastar siempre que las condiciones meteorológicas lo permiten y solo las ovejas que están criando permanecen estabuladas. Su alimentación se basa en cereales y forrajes producidos en la propia explotación de forma respetuosa con el medio ambiente y sin la aplicación de productos fitosanitarios.

Una baja densidad, unas condiciones de vida que respetan los ciclos naturales de los animales y una alimentación natural, hacen innecesarios los tratamientos preventivos con antibióticos, por lo que la carne está libre de tóxicos.

Una carne de excelente sabor
Estos corderos son algo mayores que los lechales, por lo que su carne tiene un sabor más intenso, pero igualmente sabroso, delicado y muy equilibrado. Tiene además una gran terneza.
Al estilo tradicional, al horno con patatas, constituye el plato principal de las comidas festivas en muchas mesas aragonesas. A la brasa, su aroma es irresistible y no digamos su sabor. Pero también admite multitud de acompañamientos y las técnicas de cocina más vanguardistas.

Cortes como la falda (tajo bajo) o el cuello, resultan tremendamente sabrosos y permiten disfrutar de una comida saludable, sabrosa y que no encarece la cesta de la compra.

Un producto salubable
Su contenido en grasa es muy inferior al de otros corderos, especialmente la pierna y la paletilla, (contiene la mitad para ser exactos, de grasa saturada), lo que la convierte en una carne cardiosaludable.

Tiene un contenido muy bajo en colesterol, gran cantidad de proteínas, vitaminas B6 y B12 y potasio, niacina, selenio, fosforo y zinc.  Y además, tiene todas las garantías de un producto criado en una granja familiar con unas técnica de manejo respetuosas con el bienestar de los animales.

¿Qué más podemos contarte?

¡Lo mejor es que lo pruebes!

[ndn-album-919]