Moneda
Carrito de compra

Pollos del Cinca

En Aragón existe un paraíso para los pollos

y está en la ribera del Cinca, en Albalate.

La historia comenzó en 2011, cuando los hermanos Salvador pusieron en marcha la primera granja de pollos ecológicos de Aragón.

Allí los pollitos, recién salidos del cascarón permanecen al calor de las estufas hasta que pasado un mes, cambian el plumón. Entonces por fin se abre la puerta: son libres de salir durante todo el día, si hace bueno, o de permanecer a cobijo en el corral si hace mal tiempo. Pueden moverse a sus anchas (hay un ave cada 4m²), pasear, corretear, picotear, escarbar en busca de bichillos...
Cuentan con una cama de paja limpia, calefacción en invierno y frescas sombras en verano.

Entonces, solo hace falta dejar que la naturaleza siga su curso

Sin forzar su ritmo natural de crecimiento, estos pollos tendrán un mínimo de 90 días para crecer, frente a los 35 días de un pollo industrial, sin hormonas, en condiciones sanas que hacen innecesarios los medicamentos y antibióticos, libremente.

Solo se alimentan de verduras y pienso producidos de forma ecológica y sin transgénicos. Y eso se nota en su plumas brillantes, sus patas robustas, su cresta roja y por supuesto, en su carne, consistente y compacta, pero tierna. La grasa se integra en el músculo de manera natural y esto no solo la hace más sabrosa, más melosa y menos seca, sino también más sana porque contiene grasas saludables como lo ácidos omega 3.

Sabroso, saludable, sostenible
Esta exquisita carne tiene una historia detrás que te permite comer de forma consciente un alimento saludable, producido de manera sostenible y por el que pagas un precio justo para el productor y para ti.
[ndn-album-687]