Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Bistec 1ª A cadera o babilla de Ternera Eco Grass Fed 500 g

€12,95

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos 500 g de filetes de cadera o babilla de ternera ecológica y de pasto envasados al vacío. La carne de estas terneras ecológicas es diferente y realmente especial por ser 100% de...

Te presentamos 500 g de filetes de cadera o babilla de ternera ecológica y de pasto envasados al vacío.

La carne de estas terneras ecológicas es diferente y realmente especial por ser 100% de pasto. Su color es de un rojo intenso y oscuro debido a la edad del animal. La vida activa del ganado al aire libre, en un entorno natural y su alimentación exclusivamente a base de hierba tras el destete, influyen en su calidad de la carne. Nuestra Grass Fed Meat, pese a ser muy magra (en algunos casos tiene la misma grasa que la caza o la pechuga de pollo) resulta muy tierna gracias a la especial genética de estos novillos. Exquisita, natural, digestiva y saludable, se diferencia de la alimentada a grano (Grain Fed Meat) en muchos aspectos importantes para la salud de los consumidores: mejores niveles de vitaminas B y E, menos calorías, menos grasas saturadas, mejores niveles de Omega 3 y de betacarotenos…
Al ser muy baja en grasa, la carne de pasto necesita cocinarse con cuidado y a fuego moderado o bajo, para evitar que se seque. Pueden pintarse levemente los cortes con aceite de oliva. Es importante vigilar la temperatura pues, en general, se cocina un 30% más rápido que las carnes acabadas a grano.

Para disfrutar de un buen filete, con todo su sabor, su terneza y su jugosidad no olvides sacarlo de la nevera media hora antes de cocinarlo. De esta manera, no sufrirá un choque térmico que podría contraer sus fibras musculares y endurecerlo y conservará la máxima terneza.

Pincélalo con aceite de oliva y cuando la plancha esté bien caliente pásalo vuelta y vuelta. Bastará darle 1 minuto por cada lado para caramelizar los jugos de la superficie, dejando la cantidad máxima de jugo en el interior, agregar una pizca de sal y pimienta, cubrir con los jugos que ha soltado durante la cocción y ¡a disfrutar! El tiempo de cocción varía de 1 a 3 minutos en cada lado, dependiendo del grosor de la carne y sus preferencias. Sin embargo, es preferible consumir esta pieza muy poco hecha. Cocinar demasiado hará que pierda el sabor. Puedes acompañarlo con verduras o patatas. Con una pieza de fruta para el postre tendrás un menú fácil, completo y equilibrado.

No olvides que los escalopes son una corte muy versátil y puedes prepararlos a la milanesa, o con multitud de salsas (bearnesa, limón, setas...) e incluso rellenos de parmesano o comté y pasas.

También puedes aderezar tu filete con hierbas o agregar una pizca de fantasía y exotismo preparándolo, por ejemplo, con una marinada a base de condimentos asiáticos.

¿Te animas a explorar alguna de estas recetas?

Conservar a ≤ 8º C
Cocinar antes de su consumo

Información nutricional por 100 g

  • Valor energético 131 kcal ·548 kj
  • Grasa 4 g de las cuales saturadas 2 g
  • Hidratos de carbono 0 g de los cuales azúcar 0 g
  • Proteínas 20,7 g
  • Sal 0 g

Vacuno nacido, engordado, sacrificado y despiece en España

En este enlace te explicamos cómo se cría nuestro ganado ecológico de la ganadería Angus del Desierto (Monegros)

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.