Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Conejo eco 1,5 kg

€38,25

Disponibilidad:
Sin stock
Te presentamos una canal de conejo ecológico de 1,5 kg aproximadamente, con cabeza, riñones y sin hígado, envasada al vacío.Puedes seleccionar el modo de preparación en la pestaña desplegable: Entero Partido...

Agotado

Te presentamos una canal de conejo ecológico de 1,5 kg aproximadamente, con cabeza, riñones y sin hígado, envasada al vacío.
Puedes seleccionar el modo de preparación en la pestaña desplegable:
  • Entero
  • Partido en dos por la mitad
  • En cuartos
  • despiezado

Con esta cantidad podrás prepara una magnífica comida para 4 ó 5 comensales.

Su color rosado, sus muslos bien carnosos y sus patas delanteras flexibles, avalan la calidad de esta carne ecológica. Se trata de una carne blanca que puede cocinarse de la misma manera que el pollo y otras aves; por eso lo agrupamos con las aves de corral. Es una alternativa interesante para diversificar tu dieta y prescindir del eterno pollo.

Es muy digestiva, magra y muy baja en grasas por lo que es adecuada para alegrar con esta carne apetitosa las dietas de control de peso. Además está llena de proteínas de alto valor biológico. Es una importante fuente de minerales (fósforo, selenio, hierro y potasio) además de vitaminas del grupo B.
La carne de conejo tiene un buen equilibrio entre ácidos grasos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados. Contiene más del 35% de ácidos grasos monoinsaturados, conocidos por reducir los niveles de colesterol total sin modificar la concentración de colesterol HDL (“bueno”). Particularmente el ácido oleico, ayuda a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, trombosis, aterosclerosis y cáncer de colon.
Casi el 25% del total de ácidos grasos son poliinsaturados. Concretamente, el ácido palmítico promueve la resistencia a la insulina, y en combinación con el linoleico, reduce los niveles de colesterol.
Por su bajo contenido en sodio y su considerable aporte de potasio puede ayudar a prevenir y controlar la hipertensión.

Sabroso y muy versátil, puede incorporarse a multitud de platos, tanto tradicionales de la cocina mediterránea (asados con alioli, con mostaza y crema fresca, estofados…) como de vanguardia. Combina bien con muchísimos alimentos. Puede cocinarse a baja temperatura (60º) para que su delicada carne conserve su sabor y terneza.
Prueba a hacerlo estofado: dora el en mantequilla y aceite con tocino cortado en dados. Luego agrega harina, añade vino o una mezcla de vino y caldo e incorpora las hierbas de tu elección, cebollitas, zanahorias, puerro picado, champiñones, etc. Tras cocinarlo todo durante aproximadamente una hora estará listo.

Nuestro conejo ecológico ha tenido una vida mucho larga que los criados en granjas industriales (un mínimo de 90 días , de los que ha pasado casi la mitad en compañía de su madre, frente a los 70 de un conejo convencional). En consecuencia, su peso es mayor (1,7 kg de media). Además de tomarse su tiempo, nuestros criadores les proporcionan una alimentación ecológica, rica en hierbas, sin OMG’s ni residuos químicos. Tampoco usan antibióticos de manera preventiva.

Los animales se crían en las mejores condiciones: disponen de un lecho de paja limpia y seca (no tratada con elementos químicos) y de espacio suficiente para moverse en semi libertad, con acceso al aire libre y por tanto a la luz del sol y la ventilación natural.

Nuestro criador se encuentra en el Alto Urgel y está inscrito con el número de operador ecológico CT 004276 PE en el registro del CCPAE .

Valores nutricionales por 100 g de producto

  • Valor energético 133 kcal 556 kJ
  • Proteínas 23 g
  • Hidratos de carbono 0 g de los cuales azúcar 0 g
  • Grasas 4,6 g de las cuales saturadas 1,5 g
  • Sal 0 g

Conservar entre 0 ºC y 4 ºC.
Cocinar completamente antes de su consumo.
Este producto se puede congelar.

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.