Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Carcasa de pollo eco 700 g

€2,95

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos una carcasa de pollo ecológico de 700-800 g aproximadamente envasada al vacío. Debido a su corta vida útil, te la podemos enviar congelada. Si del cerdo nos gustan...

Te presentamos una carcasa de pollo ecológico de 700-800 g aproximadamente envasada al vacío. Debido a su corta vida útil, te la podemos enviar congelada.

Si del cerdo nos gustan hasta los andares, con el pollo sucede lo mismo. Durante mucho tiempo subestimada y muy poco apreciada, la carcasa puede sublimar muchos de tus platos.

Puedes utilizarla para hacer un delicioso caldo de ave, al que dará un gusto excelente. Bastará con que añadas cebollita, zanahoria y apio. Cúbrelo con agua y déjalo cocer unas dos horas. Si quieres extraer todo su sabor, dora la carcasa al horno bien caliente antes de ponerla en la olla. No dudes en hacer variaciones a base de hierbas aromáticas: bayas rosas, coriandro, láminas de jengibre fresco… Una vez filtrado lo podrás guardar hasta 3 días en el frigo.

Si lo congelas en una bolsa de cubitos  tendrás siempre a mano la cantidad adecuada para enriquecer tus platos de pasta y arroz o tus salsas con este delicioso caldo.

Si dedicas un poco de tiempo a limpiar la carcasa con un cuchillo, descubrirás que no queda poca carne entre las costillas o el cuello. Te servirá parra ponerla en un sándwich, para enriquecer una ensalada compuesta o para dar el toque final a un wok de verduras (no la calientes demasiado para que no que seca).

Es un producto de Pollo ecológico de NavarraEn este enlace encontrarás toda la información acerca de su manejo.

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.