Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Curry Eco 80 g

€4,45

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos un tarro de vidrio con 80 g de curry Eco, una fantástica y colorida mezcla de especias de producción ecológica. El curry no es una especia, sino una...

Te presentamos un tarro de vidrio con 80 g de curry Eco, una fantástica y colorida mezcla de especias de producción ecológica.

El curry no es una especia, sino una mezcla de muchas especias y condimentos en diferentes proporciones. Generalmente contiene cúrcuma, responsable de su vibrante color amarillo, jengibre, cilantro, chiles, cebolla o ajo.
Existe una gran variedad de currys diferentes que varían en sabor (más o menos picante, más o menos dulce) y en color (rojo, amarillo, naranja y hasta verde, etc.). De hecho, cada región de la India y cada país (Indonesia, Pakistán, Malasia, etc.) tiene su propia versión de curry. La más común es la mezcla de especias que proviene de Madrás, en el norte de la India.

Los puristas elegirán hacer su propio curry, comprando cada especia por separado y moliéndolas juntas hasta obtener el polvo más fino posible siguiendo una receta concreta. Pero es mucho más sencillo comprar este curry en polvo ya mezclado, elaborado además con especias y condimentos procedentes de agricultura ecológica: cilantro, cúrcuma, jengibre, semilla de alholva, sal, chiles, cebolla, ajo y canela.

En la cocina, te aconsejamos "tostar" ligeramente el curry en polvo en una pequeña cantidad de grasa (aceite o mantequilla clarificada) antes de agregarlo a la carne y las verduras. Esto realzará el sabor de cada especia. También puedes preparar una base con agua, leche de vaca o de coco, por ejemplo.

Con su sabor intenso y aromático resulta delicioso en adobos para pescados y mariscos y todo tipo de carnes, con las legumbres, en sopas y cremas, en la salsa bechamel y los gratinados, en el agua de cocción del arroz, en una mayonesa y muchas otras salsas, en las verduras salteadas... 
Prueba simplemente a espolvorearlo sobre los muslos de pollo antes de meterlos al horno.
Es delicioso en los  chutneys de frutas caseros: por ejemplo, corta 2 manzanas encuadritos con la piel, agrega un puñado de frutas secas en trozos pequeños (pasas, arándanos, albaricoques...), una cebolla picada, un manojo de cilantro fresco picado, 2 cucharadas de azúcar y una buena cucharada de curry. Deja cocer hasta que la fruta esté tierna y acompaña tus carnes asadas o asadas con esta salsa. ¡Una delicia!

El valor energético del curry es insignificante. Sin embargo, usar especias es una buena forma de reducir la ingesta de sal cuando. Además el curry es un buen estimulante, antiséptico y es útil contra las flatulencias.

En Naturcid, las plantas limpias, frescas, aromáticas, llenas de vida y color, desde un origen siempre controlado, siguen un proceso de cribado y limpieza manual, único en el sector. Con ellas elaboran un producto de calidad, limpio y libre de residuos, bueno para nuestra salud y para el planeta, certificados por el Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad Valenciana (CAECV).
Cuando elegimos productos respetuosos con el medio ambiente, estamos eligiendo cuidar de nuestra salud y nuestro bienestar, por eso las especias y condimentos ecológicos son importantes y pueden ayudarte a llevar una alimentación natural.
Disfruta en la cocina con estos condimentos y déjate llevar por la alquimia de los ingredientes, sus aromas y sabores. ¡Querrás invitar a comer a todo el mundo!

Sin alérgenos
No contiene organismos modificados genéticamente (No GMO) ni irradiados.
Envase libre de BPA.
Conservar a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco protegido de la luz.

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.