Carrito de compra

Dados para guiso Wagyu Cross 500 gr

€10,00 €12,50

Oferta

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos 500 g de carne para guiso 100%  Wagyu Cross, envasado al vacío. Eleva tus recetas de estofado a un nivel superior con nuestra carne para guiso, que con...

Te presentamos 500 g de carne para guiso 100%  Wagyu Cross, envasado al vacío.

Eleva tus recetas de estofado a un nivel superior con nuestra carne para guiso, que con su gran calidad enriquecerán tus recetas tradicionales. El resultado será increíblemente delicioso y podrás preparar con ella tus estofados favoritos ya que la carne de Wagyu mantiene su textura suave después de ser guisada. Estos dados de carne estarán también deliciosos simplemente salteados y acompañados con unas patatas o una guarnición de verduras al dente.

La palabra “wagyu” sigfinica “carne de Japón” y es que esta valorada raza de vacuno es originaria del país del sol naciente.

Hasta hace apenas unos años esta carne solo podía degustarse en su país de origen (donde se conoce como Kobe), pero en los últimos años han florecido las ganaderías que crían esta exclusiva raza de ganado por todo el mundo. Nuestro proveedor es Mudéjar Wagyu y en este enlace puedes descubrir cómo crían este ganado excepcional en su granja de Aliaga, Teruel.

La carne de Wagyu tiene un alto contenido de grasa. Ello es debido tanto a la genética de la raza como a su cuidada alimentación, a base de cereales, 100% vegetal y muy energética.

Se trata de grasa con un alto contenido en ácidos insaturados omega 3 y omega 6, lo que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la convierte en un alimento saludable que, igualmente, hay que consumir con moderación.

Esta grasa está infiltrada en el músculo a un nivel tal que proporciona a la carne un aspecto marmoleado, característico de la carne de Wagyu. Esta es la clave de su gran sabor, de su jugosidad y de las increíbles sensaciones que produce en la boca. Y es que es tan tierna que se muerde con la misma facilidad con la que se le da un bocado a un pastel. Este es el motivo por el que se considera una de las mejores carnes del mundo.

Con una textura de escándalo hasta el punto de derretirse en la boca y un profundo golpe Umami, esta carne opulenta por su contenido en grasa, resulta sin embargo elegante, ligera y de fácil digestión.