Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Nueces en grano Eco 300 g

€10,95

Disponibilidad:
Sin stock
Te presentamos 300 gr de nueces en grano de producción ecológica. Las nueces secas tienen una textura menos fundente que las nueces frescas, pero por otro lado tienen un sabor...

Agotado

Te presentamos 300 gr de nueces en grano de producción ecológica.

Las nueces secas tienen una textura menos fundente que las nueces frescas, pero por otro lado tienen un sabor más pronunciado. Además, se pueden almacenar mucho más tiempo, siempre que lo hagas en un  lugar fresco y seco.
Para recuperar el sabor fresco de las nueces secas, simplemente remoja las nueces durante la noche en leche fría.

Tómalas como aperitivo; en ensaladas combinan muy bien con las endivias; incorpóralas en tus recetas de pan y repostería; y no olvides acompañar con nueces tus tablas de quesos, especialmente si pones Roquefort o quesos de cabra.

Las nueces son tan apreciadas por su gran sabor como por sus cualidades nutricionales, por eso son unos de nuestros frutos secos favoritos. Son un superalimento que aporta nutrientes, minerales y están repletas de antioxidantes.

Entre los frutos secos, es el único que aporta estos ácidos grasos que el organismo no puede producir y que son necesarios para el desarrollo y buen funcionamiento del organismo. 4 nueces representan el 75% de la ingesta diaria recomendada de omega 3 y el 90% de omega 6. Pero estas grasas son frágiles y se oxidan rápidamente: mantén las nueces en un lugar seco y fresco.

Son una buena fuente de proteína vegetal (13%). Esta proteína y la fibra que contienen les confieren un efecto supresor natural del apetito, lo que ayuda a controlar el peso y a luchar contra los tránsitos perezosos. Son un tentempié saludable y sabroso que te permite comer menos en la próxima comida.

Aporta minerales como el potasio y el magnesio, que  tienen propiedades alcalinizantes, por lo que ayuda a prevenir las agujetas (dolor muscular después de esfuerzos que generan ácido láctico. Tómalas al volver del gimnasio o del paseo en bicicleta. También aporta calcio, hierro, selenio, zinc y cobre, minerales estos tres últimos inmunoestimulantes, lo que convierte a las nueces en el aliado perfecto contra el tono bajo y el cansancio.

Tiene casi todas las vitaminas del grupo B (en particular B1, B5, B6, B9) y vitamina E con propiedades antioxidantes.
Es uno de los frutos secos con mejor proporción de polifenoles, compuestos cuyos beneficios van más allá de la acción antioxidante. El más abundante es el ácido elágico, capaz de neutralizar uno de los factores de crecimiento de las células cancerosas. Las nueces podrían prevenir el cáncer de colon: según el Estudio Prospectivo Europeo de Cáncer y Nutrición realizado durante quince años en diez países europeos con más de 520.000 adultos, el riesgo de cáncer se reduce en un 30% en las mujeres que consumen al menos 6,2 g de frutos secos por día, en comparación con los no consumidores.
Los antioxidantes (polifenoles y vitamina E) tienen también la capacidad de potenciar las funciones cognitivas y aumentar la capacidad de razonamiento. Un puñado de nueces al día disminuye el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer e incluso ralentizará su progresión en personas que ya la padecen.

Este resultado aún no está confirmado en hombres, pero no os privéis: están buenísimas  y además contribuyen también a la prevención  de enfermedades cardiovasculares:  su consumo habitual reduce la tensión arterial, los niveles de colesterol malo (LDL) y el azúcar en sangre.

¿Estás esperando un evento feliz? ¡Si estás embarazada es más recomendable que nunca poner nueces en el menú!  Un estudio realizado en 2012 publicado en la Academia Estadounidense de Pediatría demostró que los niños cuyas madres comieron nueces durante el embarazo tienen menos probabilidades de desarrollar asma y alergias. Otro estudio publicado en mayo de 2019, realizado en 2.200 embarazadas españolas y publicado en European Journal of Epidemiology destacó un vínculo entre una dieta rica en semillas oleaginosas durante el primer trimestre de embarazo y un mejor desarrollo neurológico en el niño.

¿Qué cantidades tomar por día?

En general 30 g de frutos secos (3 - 4 frutos secos) al día es la cantidad óptima para la salud y para mantener el peso.
Recuerda que las nueces son alergénicas y no deben introducirse en la dieta de los niños antes de los 3 años . La introducción debe hacerse con mucho cuidado, en pequeñas cantidades y con un aumento gradual. Las personas propensas a los cálculos renales o urinarios deben limitar su consumo de frutos secos, debido a su riqueza en ácidos oxálicos

Nuestras nueces proceden de las tierras del Matarraña, en la provincia de Teruel. Productos Ecológicos del Matarraña S.C. está certificado por el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica.

Conservar en lugar fresco y seco

Valores nutricionales por 100g

  • Valor Energético   595 kcal ·2477 Kj
  • Grasas 63,28 g de las cuales saturadas 7,42 g
  • Hidratos de Carbono 3,3 g  de los cuales azúcares 2,6 g
  • Proteínas  14 g
  • Sal 0

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.