Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Kuzu eco 70 g

€7,40

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos un bote con 70 g de Kuzu ecológico, un espesante natural de origen japonés y 100 % vegetal, pues se extrae con el almidón obtenido de las raíces...

Te presentamos un bote con 70 g de Kuzu ecológico, un espesante natural de origen japonés y 100 % vegetal, pues se extrae con el almidón obtenido de las raíces desecadas y molidas de la Pueraria lobata.

Es adecuado para aportar la textura y consistencia ideales a multitud de platos o salsas, tanto dulces como salados, ya que no aporta sabor.

Una de sus ventajas es que impide la formación de cristales durante el proceso de congelación, así que no dudes en utilizarlo en aquellos platos que deseas congelar una vez elaborados.

El Kuzu se considera una de las 50 plantas fundamentales en la medicina china tradicional, pues sus virtudes son innumerables y bien conocidas. Reequilibra la flora intestinal, contiene isoflavonas útiles y es antiinflamatorio y antimicrobiano. Además es eficaz en el tratamiento de la migraña y ciertos dolores de cabeza.

Disuelve 1 ó 2 cucharadas de postre de kuzu por cada taza de líquido frío y cocínalo a fuego suave hasta que se vuelva translúcido. Remuévelo constante y lentamente mientras se calienta con ayuda de una cuchara de madera. Estará listo tras dos minutos de cocción.

Ingredientes: Raíz de Kuzu (Pureraria Lobata)

Valores nutricionales por 100 g

  • Valor energético 1454 Kj / 342 Kcal
  • Grasas 0,20 g de las cuales saturadas 0 g
  • Hidratos de carbono 84,7 g de los cuales azúcares 0,20 g
  • Proteínas 0,30 g
  • Sal 0,05 g


Alérgenos: Puede contener trazas de gluten, soja, frutos de cáscara y sésamo.

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.