Haga su pedido online o llamando al Teléfono974 500 700 - Whatsapp +(34) 608 721 511

Envío GRATIS en toda la Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra

Tocino fresco de Cerdo Latón 500 g

€3,65

Disponibilidad:
En stock
Te presentamos 500 gramos de tocino de latón fresco envasado al vacío. El tocino es el tejido graso situado entre la piel y la carne del cerdo, que se extrae...

Te presentamos 500 gramos de tocino de latón fresco envasado al vacío.

El tocino es el tejido graso situado entre la piel y la carne del cerdo, que se extrae fundamentalmente de la parte del lomo.

Esta pieza puede tener un grosor variable entre 1 y 3,5 cm. Esto depende de cada animal, de su peso y su morfología. Aunque todos se alimentan y viven en las mismas condiciones, como las personas, tienen una complexión y morfología diferentes, que condicionan también su diferente grado de engrasamiento.

Está indicado para añadir a potajes, cocidos, sopas, legumbres y otras elaboraciones con carne.

Valores nutricionales por 100 g
Energía 673 kcal
Proteínas 8.4 g
Grasas 71.0 g de las cuales saturadas 22.92 g
Sal 0.0 mg
Hidratos de Carbono 0 g de los cuales azúcares 0.0 g

Producto fresco, conservar a <8ºC

Si quieres saber todo sobre la crianza de nuestros cerdos de latón pincha en este enlace Ganadería Borruel Salinas 

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.