Haga su pedido online o por teléfono TeléfonoWhatsapp   +(34) 974 500 700

Envío GRATIS en España Península para pedidos superiores a 100€

Carrito de compra
nuevo

Harina de centeno Ecotambo Eco 1 kg

€0,00

Disponibilidad:
Sin stock
Te presentamos un paquete de 1 kg de harina de centeno de producción ecológica. El centeno es un cereal de la familia del trigo de porte altísimo, de espiga alta...

Bajo petición

Te presentamos un paquete de 1 kg de harina de centeno de producción ecológica.

El centeno es un cereal de la familia del trigo de porte altísimo, de espiga alta y estrecha. Resulta un espectáculo verlo en primavera mecerse con el cierzo. Se ha extendido su cultivo debido a su robustez y resistencia a climas adversos.

De grano pequeño y gris verdoso, al molturarlo se obtiene una harina oscura que se ha utilizado tradicionalmente en los países de climas fríos y templados para hornear panes muy aromáticos y de densa y compacta miga, como el Pumpernickel alemán, el Knäckedbröd sueco o el Pan de centeo Gallego.

Esta harina es apreciada por su sabor distintivo y característico, ligeramente terroso y que recuerda la de la nuez, que lo diferencia de otras harinas de cereales.

Se utiliza comúnmente en la elaboración de panes de textura densa, compacta, sabor algo amargo y color oscuro.
También se puede usar en una gran variedad de productos de panadería, como galletas o muffins mezclada con harina de trigo, o a los que hay quien añade frutos secos o pasas a fin de endulzar su sabor. En cualquier caso la personalidad de su sabor único puede realzar y dar un toque distintivo a tus creaciones culinarias.

Destaca de entre otras harinas debido a sus beneficios nutricionales. Su contenido en fibra es altísimo por lo que al consumirlo ayudarás a mantener un sistema digestivo saludable y a regular los niveles de glucosa en sangre. También te permitirá sentirte saciado con menos cantidad que con un pan elaborado con una harina de trigo blanco.
Además, contiene ácidos grasos saludables, minerales como hierro, fósforo y magnesio, vitamina B, y antioxidantes en una cantidad muy significativa, que son esenciales para el bienestar general.
Y por si fuera poco tiene un bajo nivel de gluten en comparación con las harinas de trigo, por lo que resulta más tolerable para las personas a quienes el gluten no sienta del todo bien.

Como ves, esta Harina de Centeno ecológica te proporciona la calidad y el sabor especial que buscas para hornear tu propio pan de centeno casero o experimentar con nuevas masas y preparaciones.

Molino Ecotambo es un proyecto familiar de agricultura ecológica enraizado en Sádaba, un pequeño pueblo de la Comarca aragonesa de las Cinco Villas.
El proyecto aúna la producción, transformación y comercialización de arroces y harinas de producción ecológica para ofrecer la máxima trazabilidad y calidad de estos alimentos, limpios, saludables y producidos en una tierra que se respeta y cuida para que siga dando lo mejor cosecha tras cosecha.
Molino Ecotambo está certificado poro productor y transformado por el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica ES-ECO-006-AR

Conservación:

Te recomendamos guardar la Harina de centeno ecológica en un lugar fresco y seco y en un recipiente hermético, aislado del suelo.

Ingredientes: Harina de centeno de producción ecológica

Valores nutricionales por 100 g

  • Valor energético 1368 kilojulios 325 kilocalorías
  • Grasas 2.4 g de las cuales saturadas 0,4 g
  • Carbohidratos 66 g de los cuales azúcares 2.3 g
  • Proteínas 10 g
  • Sal 0 g

 

Te enviamos nuestra Carne Buenísima envasada al vacío en paquetitos del peso indicado en la descripción del artículo.

Te recomendamos sacarla del frigorífico entre 20 minutos y una hora antes de cocinarla (dependerá del grosor del corte), para que se atempere y se cocine uniformemente.

Si la has congelado, sácala al menos 24 horas antes de cocinarla y deja que se descongele poco a poco en el frigorífico.

Toda nuestra carne es fresca. Puedes congelar lo que no vayas a consumir de inmediato.

Únicamente podríamos servirte ultracongelado el hígado u otras vísceras, debido a su corta vida útil. Te explicamos esta posibilidad en la descripción del artículo. En ese caso te informaremos para que lo tengas en cuenta.

No laves la carne ya que agua es un vehículo perfecto para facilitar la expansión de los microorganismos y podrías contaminar los alimentos. La mejor forma de higienizarla es el calor: cocínala siempre por encima de unos 65ºC. Si quieres consumirla en crudo te aconsejamos congelarla previamente.